Inicio ·Deportes · Artículo

Los poderes de los que goza la FIFA

Redacción

jesuarez

|

Miércoles 03 de Junio de 2015 - 21:18
compártelo
  • La entidad se encuentra en el ojo del huracán tras el destape del escándalo de corrupción. Foto: Web.
La entidad se encuentra en el ojo del huracán tras el destape del escándalo de corrupción. Foto: Web. La entidad se encuentra en el ojo del huracán tras el destape del escándalo de corrupción. Foto: Web.
En el centro de esta investigación por corrupción está la Federación Internacional de Futbol, más conocida como FIFA.
 
Pero, ¿por qué es tan codiciado un puesto directivo en esta organización que -según sus estatutos- no tiene fines de lucro?
 
A continuación un informe del poder económico, mediático e inclusive político, que tiene la FIFA. 
 
En teoría es una organización sin fines de lucro. En la práctica, la FIFA es el organizador de uno de los eventos más caros, con mayor número de patrocinadores y con mayor sintonía televisiva en el planeta: la copa del mundo. Con tanto dinero en juego, pasaron 17 años de administración de Joseph Blatter antes de que comiencen las investigaciones serias. Pero las dudas siempre estuvieron y un ejemplo claro ocurrió en el 2002, cuando lo acusó su propio secretario general, Michel Zen-Ruffinen.
 
“He indicado algunos conflictos de intereses, podría haber corrupción dentro de esta organización”, refirió en aquella ocasión Zen-Ruffinen.
 
Aunque 11 directivos de la FIFA presentaron una denuncia penal contra Blatter, fue reelecto por mayoría abrumadora ese mismo año. Eso ayudó incluso más a confirmar que quien está en un alto cargo en la FIFA, es casi intocable. A ello se suma el dinero, ya el 90% de los ingresos tienen relación al mundial. 
 
 
Los medios pagan por los derechos de transmitir los partidos en vivo a más de 900 millones de espectadores en el mundo, los auspiciantes pagan astronómicas cifras por mostrar sus marcas y vender productos con el sello oficial. 
 
En el 2004 la FIFA obtuvo un balance económico favorable de 169 millones de dólares. Diez años después, en el 2014, el balance también fue favorable pero por un poco menos: 141 millones de dólares. Uno podría pensar que con el paso de los años, la FIFA ganó menos dinero, pero no es cierto. Las reservas del 2004 eran de 254 millones de dólares y para el 2014, esas reservas habían subido a 1523 millones de dólares.
 
Lo que los reportes oficiales no enseñan, son las coimas. Phaedra Almajidb fue relacionista pública del comité que impulsó la candidatura de Qatar para el mundial del 2022 y presenció cuando le ofrecieron dinero al menos a tres personas.
 
“Yo observé al equipo qatarí, ofreciendo a diferentes miembros del comité ejecutivo dinero a cambio de su voto. ¿Cuánto dinero? 1 millón y medio por cada voto”, explicó Almajidb.
 
Una de las preguntas más complicadas de responder es: ¿quién audita a la FIFA? 
 
Parece que apenas ahora comienzan a poner sus ojos en ella los organismos judiciales del mundo. 
 

En el centro de esta investigación por corrupción está la Federación Internacional de Futbol, más conocida como FIFA.

 

Pero, ¿por qué es tan codiciado un puesto directivo en esta organización que -según sus estatutos- no tiene fines de lucro?

 

A continuación un informe del poder económico, mediático e inclusive político, que tiene la FIFA. 

 

En teoría es una organización sin fines de lucro. En la práctica, la FIFA es el organizador de uno de los eventos más caros, con mayor número de patrocinadores y con mayor sintonía televisiva en el planeta: la copa del mundo. Con tanto dinero en juego, pasaron 17 años de administración de Joseph Blatter antes de que comiencen las investigaciones serias. Pero las dudas siempre estuvieron y un ejemplo claro ocurrió en el 2002, cuando lo acusó su propio secretario general, Michel Zen-Ruffinen.

 

“He indicado algunos conflictos de intereses, podría haber corrupción dentro de esta organización”, refirió en aquella ocasión Zen-Ruffinen.

 

Aunque 11 directivos de la FIFA presentaron una denuncia penal contra Blatter, fue reelecto por mayoría abrumadora ese mismo año. Eso ayudó incluso más a confirmar que quien está en un alto cargo en la FIFA, es casi intocable. A ello se suma el dinero, ya el 90% de los ingresos tienen relación al mundial. 

 

 

Los medios pagan por los derechos de transmitir los partidos en vivo a más de 900 millones de espectadores en el mundo, los auspiciantes pagan astronómicas cifras por mostrar sus marcas y vender productos con el sello oficial. 

 

En el 2004 la FIFA obtuvo un balance económico favorable de 169 millones de dólares. Diez años después, en el 2014, el balance también fue favorable pero por un poco menos: 141 millones de dólares. Uno podría pensar que con el paso de los años, la FIFA ganó menos dinero, pero no es cierto. Las reservas del 2004 eran de 254 millones de dólares y para el 2014, esas reservas habían subido a 1523 millones de dólares.

 

Lo que los reportes oficiales no enseñan, son las coimas. Phaedra Almajidb fue relacionista pública del comité que impulsó la candidatura de Qatar para el mundial del 2022 y presenció cuando le ofrecieron dinero al menos a tres personas.

 

“Yo observé al equipo qatarí, ofreciendo a diferentes miembros del comité ejecutivo dinero a cambio de su voto. ¿Cuánto dinero? 1 millón y medio por cada voto”, explicó Almajidb.

 

Una de las preguntas más complicadas de responder es: ¿quién audita a la FIFA? 

 

Parece que apenas ahora comienzan a poner sus ojos en ella los organismos judiciales del mundo. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *