Inicio ·Deportes · Artículo

Conoce al 'topo' de EE.UU. en la FIFA

Redacción

mguaman

|

Jueves 28 de Mayo de 2015 - 8:45
compártelo
  • Usando un micrófono oculto, Blazer grabó las conversaciones de los personajes acusados a lo largo de los últimos tres años.
Usando un micrófono oculto, Blazer grabó las conversaciones de los personajes acusados a lo largo de los últimos tres años.
'Chuck' Blazer fue quien delató el caso de corrupción de la FIFA. Él integró el comité ejecutivo de esta organización hasta 2013, cuando lo suspendieron por aceptar coimas. 
 
Arrepentido, decidió colaborar con la justicia de EEUU, y se infiltró en el organismo con micrófonos.
 
El Comité de Ética Independiente de la FIFA prohibió a once de las catorce personas denunciadas por la justicia estadounidense por presunto fraude masivo y blanqueo de dinero, llevar a cabo cualquier actividad relacionada con el fútbol.
 
La decisión fue tomada a petición del presidente del órgano de instrucción, el doctor Cornel Borbély, quien aseguró que los cargos que pesan sobre los acusados son tan graves que era imprescindible tomar una acción rápida e inmediata. 
 
¿Pero cómo se llega a destapar escándalo de corrupción más grande en la historia del fútbol mundial? 
 
Es justo ahí en donde Charles Gordon 'Chuck' Blazer aparece en escena, este hombre, que fue el informante que ayudó a la justicia estadounidense a destapar la corrupción en el fútnol mundial, pasó de ser un modesto entrenador del equipo de la escuela de su hijo a ser parte del Comité Ejecutivo de la FIFA.
 
Usando un micrófono oculto, Blazer grabó las conversaciones de los personajes acusados a lo largo de los últimos tres años.
 
Blazer fue la imagen del fútbol de Estados Unidos entre 1991 y 2013.  Fue atrapado por el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos por evasión fiscal, derivadas de los 20,6 millones de dólares que recibió de la Concacaf entre 1996 y 2001, tras declararse culpable accedió a colaborar con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.
 
A partir de allí la justicia norteamericana recabó datos claves e incluso confesiones involuntarias que le permitieron apuntar contra blancos inequívocos en su denuncia por corrupción, lavado de dinero y capitales, entre otras cosas, que hoy dan de que hablar al mundo con el allanamiento en la sede del organismo del fútbol en Zúrich, Suiza, la detención de seis altísimos miembros y la imputación de otros ocho en un escándalo de magnitudes.
 

'Chuck' Blazer fue quien delató el caso de corrupción de la FIFA. Él integró el comité ejecutivo de esta organización hasta 2013, cuando lo suspendieron por aceptar coimas. 

 

Arrepentido, decidió colaborar con la justicia de EEUU, y se infiltró en el organismo con micrófonos.

 

El Comité de Ética Independiente de la FIFA prohibió a once de las catorce personas denunciadas por la justicia estadounidense por presunto fraude masivo y blanqueo de dinero, llevar a cabo cualquier actividad relacionada con el fútbol.

 

La decisión fue tomada a petición del presidente del órgano de instrucción, el doctor Cornel Borbély, quien aseguró que los cargos que pesan sobre los acusados son tan graves que era imprescindible tomar una acción rápida e inmediata. 

 

¿Pero cómo se llega a destapar escándalo de corrupción más grande en la historia del fútbol mundial? 

 

Es justo ahí en donde Charles Gordon 'Chuck' Blazer aparece en escena, este hombre, que fue el informante que ayudó a la justicia estadounidense a destapar la corrupción en el fútnol mundial, pasó de ser un modesto entrenador del equipo de la escuela de su hijo a ser parte del Comité Ejecutivo de la FIFA.

 

Usando un micrófono oculto, Blazer grabó las conversaciones de los personajes acusados a lo largo de los últimos tres años.

 

Blazer fue la imagen del fútbol de Estados Unidos entre 1991 y 2013.  Fue atrapado por el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos por evasión fiscal, derivadas de los 20,6 millones de dólares que recibió de la Concacaf entre 1996 y 2001, tras declararse culpable accedió a colaborar con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

 

A partir de allí la justicia norteamericana recabó datos claves e incluso confesiones involuntarias que le permitieron apuntar contra blancos inequívocos en su denuncia por corrupción, lavado de dinero y capitales, entre otras cosas, que hoy dan de que hablar al mundo con el allanamiento en la sede del organismo del fútbol en Zúrich, Suiza, la detención de seis altísimos miembros y la imputación de otros ocho en un escándalo de magnitudes.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos