Inicio ·Deportes · Artículo

Equipo belga dio último adiós a aficionado que se practicó eutanasia

Redacción

sbriones

|

Martes 10 de Marzo de 2015 - 14:02
compártelo
  • El aficionado asistió al estadio con su hija de 7 años y su esposa.
El aficionado asistió al estadio con su hija de 7 años y su esposa.
El Brujas de Bélgica decidió hacer realidad el sueño de un aficionado que decidió practicarse la eutanasia tras 20 años de luchar contra el cáncer, Lorenzo Schoonabert, quería despedirse del club de sus amores y los directivos del equipo cumplieron ese deseo.
 
Schoonbaert fue operado 37 veces en 20 años, hasta que decidió practicarse la eutanasia pero antes quiso despedirse de su club y al conocer del caso, Brujas decidió invitarlo para que diera incluso el puntapié inicial de un partido antes de la muerte asistida que se le iba a practicar.
 
El aficionado, de 41 años, asistió al juego ante el Mouscron por la fecha 28 de la Jupiler Pro League, y dio el puntapié inicial en compañía de su hija de 7 años y su esposa.
 
Muy conmovido, Schoonbaert dijo "estoy increíblemente feliz ahora. Este es un recuerdo que mi hija podrá disfrutar toda su vida".
 
El partido culminó con la victoria 3-1 del Brujas, acrecentado la alegría de Schoobaert que unas horas después recibiría la inyección letal que le quitaría la vida, lo que es legal en Bélgica.
 
El arquero del Brujas, Mat Ryan, en su cuenta twitter aseguró que Schoonbaert, "fue valiente hasta el último minuto, tenía todo bajo control y disfrutó de sus últimos momentos con personas que estaban cerca de su corazón. Mis pensamientos están con él y con sus allegados esta noche".
 

El Brujas de Bélgica decidió hacer realidad el sueño de un aficionado que decidió practicarse la eutanasia tras 20 años de luchar contra el cáncer, Lorenzo Schoonabert, quería despedirse del club de sus amores y los directivos del equipo cumplieron ese deseo.

 

Schoonbaert fue operado 37 veces en 20 años, hasta que decidió practicarse la eutanasia pero antes quiso despedirse de su club y al conocer del caso, Brujas decidió invitarlo para que diera incluso el puntapié inicial de un partido antes de la muerte asistida que se le iba a practicar.

 

El aficionado, de 41 años, asistió al juego ante el Mouscron por la fecha 28 de la Jupiler Pro League, y dio el puntapié inicial en compañía de su hija de 7 años y su esposa.

 

Muy conmovido, Schoonbaert dijo "estoy increíblemente feliz ahora. Este es un recuerdo que mi hija podrá disfrutar toda su vida".

 

El partido culminó con la victoria 3-1 del Brujas, acrecentado la alegría de Schoobaert que unas horas después recibiría la inyección letal que le quitaría la vida, lo que es legal en Bélgica.

 

El arquero del Brujas, Mat Ryan, en su cuenta twitter aseguró que Schoonbaert, "fue valiente hasta el último minuto, tenía todo bajo control y disfrutó de sus últimos momentos con personas que estaban cerca de su corazón. Mis pensamientos están con él y con sus allegados esta noche".

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos