Inicio ·Deportes · Artículo

Jugaban Lakers y Thunder pero las miradas se las robó Nikki Mudarris

Redacción

sbriones

|

Lunes 02 de Marzo de 2015 - 16:59
compártelo
  • La 'celebrity' se robó las miradas.
La 'celebrity' se robó las miradas.
Nikki Mudarris, una 'celebrity' de Estados Unidos, subió una foto a Instagram mientras veía el partido entre Lakers-Thunder en el Staples Center y se robó las miradas dejando el juego de la NBA en segundo plano.
 
Serge Ibaka tomó las riendas de unos Oklahoma City Thunder sin sus máximas estrellas para conseguir una victoria a domicilio por 101-108 frente a Los Angeles Lakers, que trataban de conseguir su primera racha de cuatro victorias seguidas desde abril de 2013, mientras Mudarris veía el encuentro.
 
El hispano-congoleño, que asumió el liderazgo de los Thunder por las bajas de Russell Westbrook y Kevin Durant, acabó el duelo con 18 puntos (6/17 en tiros), 14 rebotes y 3 tapones, mientras que el base DJ Augustin sumó 18 tantos y 9 rebotes. En los Lakers destacó Jeremy Lin con 20 puntos y 8 asistencias.
 
Los Thunder, que suman cinco victorias y diez derrotas en los partidos que han disputado esta temporada sin su pareja estrella, se siguen aferrando así a la última plaza que da acceso a las eliminatorias por el título.
 
Oklahoma no se anduvo por las ramas y salió a morder desde el comienzo con un parcial de 9-18 liderado por un imparable Ibaka, una presencia a ambos lados de la cancha para la que los angelinos no encontraban respuesta alguna.
 
El viento a favor para los visitantes se mantuvo con una renta de 13 puntos (12-25), pero un par de buenas acciones del base Jordan Clarkson, incluida una penetración sobre la bocina, maquillaron la situación a pesar del 31,8 por ciento de acierto de su equipo al término del primer cuarto.
 
Los californianos mejoraron en el segundo acto con Jeremy Lin al frente de las operaciones y Ed Davis finalizando bajo el aro rival sin titubeos. De esa forma lograron igualar la contienda (43-43), aunque no pudieron poner freno a las incursiones de Augustin, que anotó un triple al filo del descanso para dejar el marcador en 48-56.
 
A pesar de las buenas intenciones de Wayne Ellington y Ryan Kelly, la falta de calidad en la plantilla de los locales comenzó a hacer mella a partir del tercer periodo, cuando los centímetros y la potencia de Enes Kanter ponían en entredicho la defensa de Carlos Boozer y Robert Sacre.
 
Los Thunder, de la mano de un buen Kyle Singler, llegaron a igualar su máxima de 13 puntos (61-74) y dejaron un colchón de lo más cómodo (72-84) en vistas a los últimos 12 minutos de encuentro.
 
Los Lakers, sin embargo, supieron remar a contracorriente (84-90). La buena labor de Lin, sumada al esfuerzo de Jordan Hill y la seguridad de Davis, permitieron al conjunto de Byron Scott llegar al tramo final con opciones, pero su inocencia y falta de orden y contundencia pasaron factura.
 
En los últimos instantes Ibaka, algo desacertado en ataque pero una auténtica muralla en defensa, echó el cierre con un tapón inmisericorde sobre Hill, una suspensión de cuatro metros y una asistencia para Kanter.
 
Sin embargo, lo más destacado del juego no fue lo que pasó en la cancha sino la foto que subió Mudarris en su cuenta de Instagram, comentando "este trasero va a reventar el partido de los Lakers", y realmento reventó pero las redes sociales.

Nikki Mudarris, una 'celebrity' de Estados Unidos, subió una foto a Instagram mientras veía el partido entre Lakers-Thunder en el Staples Center y se robó las miradas dejando el juego de la NBA en segundo plano.

 

Serge Ibaka tomó las riendas de unos Oklahoma City Thunder sin sus máximas estrellas para conseguir una victoria a domicilio por 101-108 frente a Los Angeles Lakers, que trataban de conseguir su primera racha de cuatro victorias seguidas desde abril de 2013, mientras Mudarris veía el encuentro.

 

El hispano-congoleño, que asumió el liderazgo de los Thunder por las bajas de Russell Westbrook y Kevin Durant, acabó el duelo con 18 puntos (6/17 en tiros), 14 rebotes y 3 tapones, mientras que el base DJ Augustin sumó 18 tantos y 9 rebotes. En los Lakers destacó Jeremy Lin con 20 puntos y 8 asistencias.

 

Los Thunder, que suman cinco victorias y diez derrotas en los partidos que han disputado esta temporada sin su pareja estrella, se siguen aferrando así a la última plaza que da acceso a las eliminatorias por el título.

 

Oklahoma no se anduvo por las ramas y salió a morder desde el comienzo con un parcial de 9-18 liderado por un imparable Ibaka, una presencia a ambos lados de la cancha para la que los angelinos no encontraban respuesta alguna.

 

El viento a favor para los visitantes se mantuvo con una renta de 13 puntos (12-25), pero un par de buenas acciones del base Jordan Clarkson, incluida una penetración sobre la bocina, maquillaron la situación a pesar del 31,8 por ciento de acierto de su equipo al término del primer cuarto.

 

Los californianos mejoraron en el segundo acto con Jeremy Lin al frente de las operaciones y Ed Davis finalizando bajo el aro rival sin titubeos. De esa forma lograron igualar la contienda (43-43), aunque no pudieron poner freno a las incursiones de Augustin, que anotó un triple al filo del descanso para dejar el marcador en 48-56.

 

A pesar de las buenas intenciones de Wayne Ellington y Ryan Kelly, la falta de calidad en la plantilla de los locales comenzó a hacer mella a partir del tercer periodo, cuando los centímetros y la potencia de Enes Kanter ponían en entredicho la defensa de Carlos Boozer y Robert Sacre.

 

Los Thunder, de la mano de un buen Kyle Singler, llegaron a igualar su máxima de 13 puntos (61-74) y dejaron un colchón de lo más cómodo (72-84) en vistas a los últimos 12 minutos de encuentro.

 

Los Lakers, sin embargo, supieron remar a contracorriente (84-90). La buena labor de Lin, sumada al esfuerzo de Jordan Hill y la seguridad de Davis, permitieron al conjunto de Byron Scott llegar al tramo final con opciones, pero su inocencia y falta de orden y contundencia pasaron factura.

 

En los últimos instantes Ibaka, algo desacertado en ataque pero una auténtica muralla en defensa, echó el cierre con un tapón inmisericorde sobre Hill, una suspensión de cuatro metros y una asistencia para Kanter.

 

Sin embargo, lo más destacado del juego no fue lo que pasó en la cancha sino la foto que subió Mudarris en su cuenta de Instagram, comentando "este trasero va a reventar el partido de los Lakers", y realmento reventó pero las redes sociales.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos