Suiza - Perfil

Redacción

afp

|

Miércoles 16 de Abril de 2014 - 10:43
compártelo

Para su tercera fase final consecutiva de la Copa del Mundo, la décima de su historia, Suiza alineará en Brasil un equipo joven, multiracial y ambicioso, que quiere mejorar lo conseguido en Sudáfrica-2010.

En el país africano, los suizos sorprendieron para empezar a España, futura campeona del Mundo (1-0). Pero quedaron apeados en la primera ronda luego de perder ante Chile y de empatar con Honduras.

La 'Nati' de Ottmar Hitzfeld, seleccionador alemán al mando desde 2008, ha liderado quedando invicta (7 victorias y 3 empates) una llave accesible: Islandia, Eslovenia, Noruega, Albania y Chipre.

Los suizos sellaron su billete a Brasil al vencer 2-1 en Albania (su 13º partido consecutivo sin perder). "Aunque un empate en Albania pueda ser suficiente, no lo tendremos en cuenta", había prevenido el antiguo entrenador del Bayern de Múnich, quien ha sabido construir un equipo talentoso y ambicioso luego de no conseguir la clasificación para la Eurocopa-2012.

Hitzfeld se apoya en una retaguardia sólida con Steve Von Bergen asistido por Johan Djourou o Fabian Schär en el centro de la defensa, acompañados en los flancos por Stephan Lichtsteiner y Ricardo Rodriguez. En la portería, Diego Benaglio es un arquero de garantías.

El centro del campo es el punto fuerte de la 'Nati', con el capitán Gökhan Inler y la estrella del equipo, Xherdan Shaqiri, y con jugadores aguerridos como Valon Behrami, Granit Xhaka, Tranquillo Barnetta y Valentin Stocker.

En punta, Hitzfeld sólo alinea a un delantero. Haris Seferovic, Mario Gavranovic o Eren Derdiyok se reparten la dura tarea de suceder al emblemático Alexander Frei, retirado de la selección desde abril de 2011.

Como prueba de su calidad, varios titulares juegan en Alemania (Shaqiri en el Bayern de Múnich, Benaglio y Rodriguez en el Wolfsburgo, Barnetta en Fráncfort, Xhaka en el Mönchengladbach), y en Italia (Inler y Behrami en el Nápoles, Lichtsteiner en la Juventus).

Otra de las ventajas de la 'Nati' es su juventud (Xhaka y Rodriguez tienen 21 años, Shaqiri, Schär y Seferovic, 22) y su diversidad cultural. Djourou nació en Costa de Marfil, Rodriguez es de origen hispano-chilieno, Inler y Derdiyok son de ascendencia turca, Behrami, Xhaka y Shaqiri son albanohablantes... El talento de Hitzfeld ha servido para convertir esta Torre de Babel en un equipo unido. "Estoy muy orgulloso de ser suizo", afirmó Behrami, de origen albanés, luego del partido decisivo en... Albania.

El 14 de agosto de 2013, los suizos derrotaron a Brasil en Basilea (1-0). A diez meses del Mundial. Se espera pues reeditar el glorioso a la par que lejano pasado: cuando Suiza alcanzó los cuartos de final.

 

 

 

Para su tercera fase final consecutiva de la Copa del Mundo, la décima de su historia, Suiza alineará en Brasil un equipo joven, multiracial y ambicioso, que quiere mejorar lo conseguido en Sudáfrica-2010.

En el país africano, los suizos sorprendieron para empezar a España, futura campeona del Mundo (1-0). Pero quedaron apeados en la primera ronda luego de perder ante Chile y de empatar con Honduras.

La 'Nati' de Ottmar Hitzfeld, seleccionador alemán al mando desde 2008, ha liderado quedando invicta (7 victorias y 3 empates) una llave accesible: Islandia, Eslovenia, Noruega, Albania y Chipre.

Los suizos sellaron su billete a Brasil al vencer 2-1 en Albania (su 13º partido consecutivo sin perder). "Aunque un empate en Albania pueda ser suficiente, no lo tendremos en cuenta", había prevenido el antiguo entrenador del Bayern de Múnich, quien ha sabido construir un equipo talentoso y ambicioso luego de no conseguir la clasificación para la Eurocopa-2012.

Hitzfeld se apoya en una retaguardia sólida con Steve Von Bergen asistido por Johan Djourou o Fabian Schär en el centro de la defensa, acompañados en los flancos por Stephan Lichtsteiner y Ricardo Rodriguez. En la portería, Diego Benaglio es un arquero de garantías.

El centro del campo es el punto fuerte de la 'Nati', con el capitán Gökhan Inler y la estrella del equipo, Xherdan Shaqiri, y con jugadores aguerridos como Valon Behrami, Granit Xhaka, Tranquillo Barnetta y Valentin Stocker.

En punta, Hitzfeld sólo alinea a un delantero. Haris Seferovic, Mario Gavranovic o Eren Derdiyok se reparten la dura tarea de suceder al emblemático Alexander Frei, retirado de la selección desde abril de 2011.

Como prueba de su calidad, varios titulares juegan en Alemania (Shaqiri en el Bayern de Múnich, Benaglio y Rodriguez en el Wolfsburgo, Barnetta en Fráncfort, Xhaka en el Mönchengladbach), y en Italia (Inler y Behrami en el Nápoles, Lichtsteiner en la Juventus).

Otra de las ventajas de la 'Nati' es su juventud (Xhaka y Rodriguez tienen 21 años, Shaqiri, Schär y Seferovic, 22) y su diversidad cultural. Djourou nació en Costa de Marfil, Rodriguez es de origen hispano-chilieno, Inler y Derdiyok son de ascendencia turca, Behrami, Xhaka y Shaqiri son albanohablantes... El talento de Hitzfeld ha servido para convertir esta Torre de Babel en un equipo unido. "Estoy muy orgulloso de ser suizo", afirmó Behrami, de origen albanés, luego del partido decisivo en... Albania.

El 14 de agosto de 2013, los suizos derrotaron a Brasil en Basilea (1-0). A diez meses del Mundial. Se espera pues reeditar el glorioso a la par que lejano pasado: cuando Suiza alcanzó los cuartos de final.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *