Argentina - Perfil

Redacción

afp

|

Miércoles 16 de Abril de 2014 - 10:30
compártelo

Desde la Copa de América-1993, Argentina, dos veces campeona del Mundo, en 1978 y 1986, no ha levantado ningún trofeo. En el Mundial de Sudáfrica fue frenada en seco en cuartos de final ante Alemania (4-0). Sin embargo, los aficionados mantienen la esperanza en lo que puedan lograr Lionel Messi y sus compañeros.

El varapalo del Mundial sudafricano propició la destitución de Maradona como seleccionador. Su sucesor, Sergio Batista, estuvo en el cargo hasta la Copa América 2011, organizada por Argentina, donde la formación albiceleste fue eliminada en cuartos de final por Uruguay en los lanzamientos de penales. Ni uno ni el otro consiguieron que Messi rindiera al mismo nivel que en el Barcelona.

Alejandro Sabella tomó entonces las riendas. El antiguo entrenador de Estudiantes ha construido un equipo con una gran pegada en torno al temible trío atacante formado por Lionel Messi (Barcelona), Sergio Agüero (Manchester City), y Gonzalo Higuaín (Napoles). Un trío capaz de decidir en cualquier momento. Ezequiel Lavezzi (París Saint-Germain) y Rodrigo Palacio (Inter de Milan) esperan preparados y con impaciencia su oportunidad.

En el centro del campo, Sabella no carece de valores para elegir. Ángel Di María y Javier Mascherano, rivales con el Real Madrid y el Barcelona, están muy unidos y compenetrados en la selección.

En torno a ellos el seleccionador tiene la oportunidad de elegir entre Fernando Gago, Lucas Biglia y Maxi Rodríguez.

El talón de Aquiles de Argentina es la defensa. Sabella no ha dado con la tecla, a pesar de las numerosas probaturas realizadas. Hasta en el puesto de arquero hay dudas: Sergio Romero, la primera elección de Sabella, no es titular en el Mónaco y ha encajado bastantes goles en la fase de clasificación.

Ausente Brasil, clasificado de oficio, Argentina se clasificó sin dificultades pese a que genereró dudas en los primeros partidos (derrota en Venezuela 1-0 y empate a domicilio ante Bolivia 1-1).

Con su billete logrado a falta de dos jornadas, Argentina finalizó como primera de la Zona Sudamericana con 9 victorias, 5 empates y dos derrotas, con 15 goles encajados y 35 marcados, 24 de ellos del trío Messi (10), Higuain (9), Agüero (5).

A pesar de ese potencial ofensivo, Sabella, prudente, se quita presión. "España, Alemania y Brasil están por encima del resto. El triunfalismo nunca llevó al éxito a Argentina. Debemos ser humildes y trabajar para mejorar".

Asistente de Daniel Passarella en el Mundial-1998, Sabella se ha labrado una buena reputación merced a su espectacular temporada con Estudiantes: Torneo Apertura de Argentina, Copa Libertadores, y finalista del Mundial de Clubes, con derrota digna ante el Barça (1-2).

Con un entrenador escuchado y respetado por sus jugadores, un impresionante potencial en ataque, un jugador único...Argentina no se irá pronto de Brasil.

Desde la Copa de América-1993, Argentina, dos veces campeona del Mundo, en 1978 y 1986, no ha levantado ningún trofeo. En el Mundial de Sudáfrica fue frenada en seco en cuartos de final ante Alemania (4-0). Sin embargo, los aficionados mantienen la esperanza en lo que puedan lograr Lionel Messi y sus compañeros.

El varapalo del Mundial sudafricano propició la destitución de Maradona como seleccionador. Su sucesor, Sergio Batista, estuvo en el cargo hasta la Copa América 2011, organizada por Argentina, donde la formación albiceleste fue eliminada en cuartos de final por Uruguay en los lanzamientos de penales. Ni uno ni el otro consiguieron que Messi rindiera al mismo nivel que en el Barcelona.

Alejandro Sabella tomó entonces las riendas. El antiguo entrenador de Estudiantes ha construido un equipo con una gran pegada en torno al temible trío atacante formado por Lionel Messi (Barcelona), Sergio Agüero (Manchester City), y Gonzalo Higuaín (Napoles). Un trío capaz de decidir en cualquier momento. Ezequiel Lavezzi (París Saint-Germain) y Rodrigo Palacio (Inter de Milan) esperan preparados y con impaciencia su oportunidad.

En el centro del campo, Sabella no carece de valores para elegir. Ángel Di María y Javier Mascherano, rivales con el Real Madrid y el Barcelona, están muy unidos y compenetrados en la selección.

En torno a ellos el seleccionador tiene la oportunidad de elegir entre Fernando Gago, Lucas Biglia y Maxi Rodríguez.

El talón de Aquiles de Argentina es la defensa. Sabella no ha dado con la tecla, a pesar de las numerosas probaturas realizadas. Hasta en el puesto de arquero hay dudas: Sergio Romero, la primera elección de Sabella, no es titular en el Mónaco y ha encajado bastantes goles en la fase de clasificación.

Ausente Brasil, clasificado de oficio, Argentina se clasificó sin dificultades pese a que genereró dudas en los primeros partidos (derrota en Venezuela 1-0 y empate a domicilio ante Bolivia 1-1).

Con su billete logrado a falta de dos jornadas, Argentina finalizó como primera de la Zona Sudamericana con 9 victorias, 5 empates y dos derrotas, con 15 goles encajados y 35 marcados, 24 de ellos del trío Messi (10), Higuain (9), Agüero (5).

A pesar de ese potencial ofensivo, Sabella, prudente, se quita presión. "España, Alemania y Brasil están por encima del resto. El triunfalismo nunca llevó al éxito a Argentina. Debemos ser humildes y trabajar para mejorar".

Asistente de Daniel Passarella en el Mundial-1998, Sabella se ha labrado una buena reputación merced a su espectacular temporada con Estudiantes: Torneo Apertura de Argentina, Copa Libertadores, y finalista del Mundial de Clubes, con derrota digna ante el Barça (1-2).

Con un entrenador escuchado y respetado por sus jugadores, un impresionante potencial en ataque, un jugador único...Argentina no se irá pronto de Brasil.

Tags

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *