Perfil de Nigeria

Redacción

afp

|

Jueves 16 de Enero de 2014 - 6:50
compártelo

Estandarte del continente africano tras su éxito en la Copa de África-2013, la Nigeria de Stephen Keshi sueña con mostrar su jerarquía en el Mundial brasileño y alcanzar, al fin, los cuartos de final.

Sólidos en defensa, con el excelente arquero del Lille Vincent Enyeama, con 90 internacionalidades, bien organizada en la medular, donde John Obi Mikel, el jugador del Chelsea, marca los tiempos, las 'Súper Águilas' conforman un bloque compacto y muy físico que deja poco margen de maniobra a sus adversarios.

Unas cualidades que han mostrado en la fase de clasificación, en la que han encajado sólo 4 goles en sus seis partidos del grupo, en el que han terminado invictos (3 victorias, 3 empates) ante Malawi, Kenia y Namibia. Además, superaron en la eliminatoria definitiva a Etiopía (2-1 en la ida y 2-0 en la vuelta).

A los hombres de Keshi, al mando desde noviembre de 2011, sólo les falta mostrarse más eficaces en ataque si quieren superar, en su quinto Mundial, los octavos de final, donde ya cayeron en dos ocasiones, en 1994 y 1998, con los Daniel Amokachi y Victor Ikpeba.

Hace cuatro años en Sudáfrica, los nigerianos decepcionaron. Después de una 'lógica' derrota ante Argentina (1-0), perdieron ante Grecia (2-1), y tan sólo obtuvieron un empate a dos ante Corea del Sur para despedirse en la primera fase.

La llegada de Stephen Keshi, sucesor de Samson Siasia como técnico de la selección, ha cambiado la inercia negativa. El 'Big Boss' ha dejado rápidamente su sello y ha impuesto su autoridad.

Bajo la dirección de su antiguo capitán, las 'Súper Águilas' han conquistado una nueva Copa de África de Naciones en 2013, 19 años después de su último éxito en el que Keshi había participado como jugador. El seleccionador no dudó en presentar su dimisión pese al triunfo, por su desacuerdo con algunos directivos de la Federación.

Pero, tras varias intervenciones políticas, el antiguo jugador del Estrasburgo volvió a su puesto, y para hacerlo con plenos poderes. Hombre de carácter, había dejado fuera de la Copa de África a su mejor goleador, Peter Odemwingie, quien brillaba por entonces en el West Bromwich inglés.

"Vamos a resolver nuestro problema de eficacia poco a poco", insiste el seleccionador, consciente de la madurez que les falta a los jóvenes atacantes como Ahmed Musa (CSKA de Moscú), de 21 años, o Victor Moses (Liverpool), de 23, al que le ha costado confirmarse al lado de Emmanuel Emenike (27), el punta del Fenerbahçe. El Mundial será la ocasión ideal para que estas jóvenes promesas se confirmen al más alto nivel. Y, esperando su momento, está el relevo, ya que la selección sub-17 acaba de proclamarse campeona del mundo...

Estandarte del continente africano tras su éxito en la Copa de África-2013, la Nigeria de Stephen Keshi sueña con mostrar su jerarquía en el Mundial brasileño y alcanzar, al fin, los cuartos de final.

Sólidos en defensa, con el excelente arquero del Lille Vincent Enyeama, con 90 internacionalidades, bien organizada en la medular, donde John Obi Mikel, el jugador del Chelsea, marca los tiempos, las 'Súper Águilas' conforman un bloque compacto y muy físico que deja poco margen de maniobra a sus adversarios.

Unas cualidades que han mostrado en la fase de clasificación, en la que han encajado sólo 4 goles en sus seis partidos del grupo, en el que han terminado invictos (3 victorias, 3 empates) ante Malawi, Kenia y Namibia. Además, superaron en la eliminatoria definitiva a Etiopía (2-1 en la ida y 2-0 en la vuelta).

A los hombres de Keshi, al mando desde noviembre de 2011, sólo les falta mostrarse más eficaces en ataque si quieren superar, en su quinto Mundial, los octavos de final, donde ya cayeron en dos ocasiones, en 1994 y 1998, con los Daniel Amokachi y Victor Ikpeba.

Hace cuatro años en Sudáfrica, los nigerianos decepcionaron. Después de una 'lógica' derrota ante Argentina (1-0), perdieron ante Grecia (2-1), y tan sólo obtuvieron un empate a dos ante Corea del Sur para despedirse en la primera fase.

La llegada de Stephen Keshi, sucesor de Samson Siasia como técnico de la selección, ha cambiado la inercia negativa. El 'Big Boss' ha dejado rápidamente su sello y ha impuesto su autoridad.

Bajo la dirección de su antiguo capitán, las 'Súper Águilas' han conquistado una nueva Copa de África de Naciones en 2013, 19 años después de su último éxito en el que Keshi había participado como jugador. El seleccionador no dudó en presentar su dimisión pese al triunfo, por su desacuerdo con algunos directivos de la Federación.

Pero, tras varias intervenciones políticas, el antiguo jugador del Estrasburgo volvió a su puesto, y para hacerlo con plenos poderes. Hombre de carácter, había dejado fuera de la Copa de África a su mejor goleador, Peter Odemwingie, quien brillaba por entonces en el West Bromwich inglés.

"Vamos a resolver nuestro problema de eficacia poco a poco", insiste el seleccionador, consciente de la madurez que les falta a los jóvenes atacantes como Ahmed Musa (CSKA de Moscú), de 21 años, o Victor Moses (Liverpool), de 23, al que le ha costado confirmarse al lado de Emmanuel Emenike (27), el punta del Fenerbahçe. El Mundial será la ocasión ideal para que estas jóvenes promesas se confirmen al más alto nivel. Y, esperando su momento, está el relevo, ya que la selección sub-17 acaba de proclamarse campeona del mundo...

Tags

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *