Perfil de Holanda

Redacción

afp

|

Jueves 16 de Enero de 2014 - 6:50
compártelo

Finalistas en tres ediciones, en 1974, 1978, y en 2010 en Sudáfrica, Holanda es la única gran selección de fútbol que no ha ganado nunca una Copa del Mundo. Una tendencia que los 'oranjes' pretenden cambiar en Brasil, luego de haber arrasado en la fase de clasificación.

Dos años después de su fracaso en la Eurocopa-2012, en la que fueron eliminados en primera ronda, los hombres de Louis van Gaal han retornado con mucha ambición.

El exentrenador del Ajax de Ámsterdam, del FC Barcelona, y del Bayern de Múnich, de nuevo en el cargo de seleccionador diez años después de haber fracasado al no clasificar a Holanda para el Mundial-2002, ha vuelto como una apuesta rupturista.

Cuenta con un equivo joven, sobre todo en defensa, donde el cuarteto Janmaat, De Vrij, Martins Indi, Willems, tiene una edad media de 21 años, pero también en ataque. Van Gaal ha dado la oportunidad a Jeremain Lens (Dinamo de Kiev), de 26 años, y a Luciano Narsingh (PSV Eindhoven), de 23.

Holanda cuenta con uno de los ataques más letales del planeta fútbol. Los ya treintañeros Robin van Persie (Manchester United), Wesley Sneijder (Galatarasay) y Arjen Robben (Bayern Múnich) siguen siendo los líderes de un equipo que cuenta con otros futbolistas con experiencia, como Klaas-Jan Huntelaar (Schalke 04), Dirk Kuyt (Fenerbahçe) o Rafael Van der Vaart (Hamburgo).

Pero si los holandeses se han clasificado holgadamente para el Mundial, a dos jornadas del final de la fase de clasificación, superando ampliamente a Hungría, Turquía y Rumanía, luego de haber anotado 36 goles en sus diez encuentros, el equipo suscita varios interrogantes, sobre todo en cuanto a sus lagunas defensivas y por la personalidad controvertida de Van Gaal.

Así pues, en el cerrojo formado por los centrales del Feyernoord Stefan de Vrij y Bruno Martins Indi, ambos prometedores, pero que se muestran más solventes en la Eredivisie que en los partidos internacionales. Además, ni Tim Krul, Maarten Stekelenburg o Michel Vorm, se han afianzado en la portería.

Al suceder a Bert van Marwijk tras el fiasco de la Eurocopa-2012, Van Gaal ha querido disciplinar a un grupo de jugadores que solían caer en la autocomplacencia.

"Yo no quiero más jugadores acomodados. Prefiero a un joven que se esfuerza que a un futbolista con clase pero que no corre", señaló refiriéndose al goleador Van Persie, y sobre todo a Sneijder. Al mariscal del Galatasaray no le sentó nada bien que Van Gaal le retirase el brazalete de capitán y se lo diera a Van Persie.

Van Gaal pretende hacer aflorar el orgullo de los jugadores creando conflictos entre ellos. Pero en un grupo a menudo lastrado por las batallas de egos, esa opción conlleva sus riesgos.

Si saben mantener la misma unión que en el Mundial, la 'Oranje' puede reeditar en Brasil su actuación de Sudáfrica. De lo contrario, podrían resurgir los fantasmas de la Eurocopa-2012...

Finalistas en tres ediciones, en 1974, 1978, y en 2010 en Sudáfrica, Holanda es la única gran selección de fútbol que no ha ganado nunca una Copa del Mundo. Una tendencia que los 'oranjes' pretenden cambiar en Brasil, luego de haber arrasado en la fase de clasificación.

Dos años después de su fracaso en la Eurocopa-2012, en la que fueron eliminados en primera ronda, los hombres de Louis van Gaal han retornado con mucha ambición.

El exentrenador del Ajax de Ámsterdam, del FC Barcelona, y del Bayern de Múnich, de nuevo en el cargo de seleccionador diez años después de haber fracasado al no clasificar a Holanda para el Mundial-2002, ha vuelto como una apuesta rupturista.

Cuenta con un equivo joven, sobre todo en defensa, donde el cuarteto Janmaat, De Vrij, Martins Indi, Willems, tiene una edad media de 21 años, pero también en ataque. Van Gaal ha dado la oportunidad a Jeremain Lens (Dinamo de Kiev), de 26 años, y a Luciano Narsingh (PSV Eindhoven), de 23.

Holanda cuenta con uno de los ataques más letales del planeta fútbol. Los ya treintañeros Robin van Persie (Manchester United), Wesley Sneijder (Galatarasay) y Arjen Robben (Bayern Múnich) siguen siendo los líderes de un equipo que cuenta con otros futbolistas con experiencia, como Klaas-Jan Huntelaar (Schalke 04), Dirk Kuyt (Fenerbahçe) o Rafael Van der Vaart (Hamburgo).

Pero si los holandeses se han clasificado holgadamente para el Mundial, a dos jornadas del final de la fase de clasificación, superando ampliamente a Hungría, Turquía y Rumanía, luego de haber anotado 36 goles en sus diez encuentros, el equipo suscita varios interrogantes, sobre todo en cuanto a sus lagunas defensivas y por la personalidad controvertida de Van Gaal.

Así pues, en el cerrojo formado por los centrales del Feyernoord Stefan de Vrij y Bruno Martins Indi, ambos prometedores, pero que se muestran más solventes en la Eredivisie que en los partidos internacionales. Además, ni Tim Krul, Maarten Stekelenburg o Michel Vorm, se han afianzado en la portería.

Al suceder a Bert van Marwijk tras el fiasco de la Eurocopa-2012, Van Gaal ha querido disciplinar a un grupo de jugadores que solían caer en la autocomplacencia.

"Yo no quiero más jugadores acomodados. Prefiero a un joven que se esfuerza que a un futbolista con clase pero que no corre", señaló refiriéndose al goleador Van Persie, y sobre todo a Sneijder. Al mariscal del Galatasaray no le sentó nada bien que Van Gaal le retirase el brazalete de capitán y se lo diera a Van Persie.

Van Gaal pretende hacer aflorar el orgullo de los jugadores creando conflictos entre ellos. Pero en un grupo a menudo lastrado por las batallas de egos, esa opción conlleva sus riesgos.

Si saben mantener la misma unión que en el Mundial, la 'Oranje' puede reeditar en Brasil su actuación de Sudáfrica. De lo contrario, podrían resurgir los fantasmas de la Eurocopa-2012...

Tags

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *