Perfil de Francia

Redacción

afp

|

Jueves 16 de Enero de 2014 - 6:50
compártelo

Francia ha logrado salir del infierno al que se había precipitado al caer 2-0 en Kiev en el deprimente repechaje que hubo de disputar para arrebatarle a Ucrania el billete para Brasil al lograr un inesperado 3-0 en medio de un ambiente propio de la final de un Mundial.

"Y uno, y dos, y tres-cero". Quince años después de la final del Mundial-1998 conquistado por Zinédine Zidane y sus tropas ante Brasil, el Stade de France ha podido lanzar de nuevo su grito de victoria en honor a Franck Ribéry y sus compañeros, finalmente reconciliados con su público, tres años después de la vergüenza en el Mundial sudafricano.

Una eliminación en primera fase, un jugador repatriado a Francia por insultos al seleccionador, una huelga de entrenamiento de los jugadores en Knysna... los 'Bleus' lo hicieron todo al revés en aquel Mundial.

Laurent Blanc se puso al frente del banco, encadenando 23 partidos sin perder, pero Francia cayó en cuartos de final ante España en la Eurocopa de 2012. Didier Deschamps, otro de los héroes de 1998, se puso entonces al mando.

Entrenador exitoso en el Mónaco, Olympique de Marsella y Juventus de Turín, Didier Deschamps ha fracasado al intentar reverdecer viejos laureles de un equipo dejado de lado por unos aficionados desencantados. Lógicamente detrás de España en la clasficación, los 'Bleus' han reabierto las heridas de Knysna por el comportamiento de algunos de sus miembros hacia la prensa, como Samir Nasri y Patrice Evra.

Didier Deschamps ha vacilado mucho variando los sistemas de juego, devolviendo la confianza en los 'amotinados' de Knysna (Ribéry, Evra, Abidal), manteniendo su confianza en Karim Benzema, con una sequía goleadora de... 1222 minutos.

En la vuelta contra Ucrania, Francia se salvó por los más jóvenes, los defensas centrales Raphaël Varane (21 años) y Mamadou Sakho (24 años, autor de un doblete), y el medio Paul Pogba (21 años).

En la portería, Deschamps puede contar con Hugo Lloris (Tottenham), talentoso arquero y capitán discreto. Pogba, Blaise Matuidi (PSG) y Yohan Cabaye (Newcastle) son valores seguros en la medular, mientras que en el sector ofensivo, Ribéry lleva el mando desde su costado izquierdo.

En la media punta, Deschamps ha zanjado equivocadamente la competencia entre Nasri y Mathieu Valbuena, ya que mientras el jugador del Olympique de Marsella siempre ha cumplido con la selección, el del Manchester City ralentiza el juego y no respeta las consignas.

A seis meses de Brasil, el equipo francés aún no se ha puesto en forma: laterales discretos, dudas sobre el delantero (Benzema u Olivier Giroud)...

Pero también tienen ventajas: no tendrán nada que perder en un Mundial que han estado a punto de no disputar, así como la legendaria fortuna divina de Didier Deschamps. "Para conseguir cualquier cosa que se salga de lo normal es necesario concienciarse de que es posible", repite el conocido como 'padre de la victoria', a la espera de la Eurocopa-2016, que tendrá lugar... en Francia.

Francia ha logrado salir del infierno al que se había precipitado al caer 2-0 en Kiev en el deprimente repechaje que hubo de disputar para arrebatarle a Ucrania el billete para Brasil al lograr un inesperado 3-0 en medio de un ambiente propio de la final de un Mundial.

"Y uno, y dos, y tres-cero". Quince años después de la final del Mundial-1998 conquistado por Zinédine Zidane y sus tropas ante Brasil, el Stade de France ha podido lanzar de nuevo su grito de victoria en honor a Franck Ribéry y sus compañeros, finalmente reconciliados con su público, tres años después de la vergüenza en el Mundial sudafricano.

Una eliminación en primera fase, un jugador repatriado a Francia por insultos al seleccionador, una huelga de entrenamiento de los jugadores en Knysna... los 'Bleus' lo hicieron todo al revés en aquel Mundial.

Laurent Blanc se puso al frente del banco, encadenando 23 partidos sin perder, pero Francia cayó en cuartos de final ante España en la Eurocopa de 2012. Didier Deschamps, otro de los héroes de 1998, se puso entonces al mando.

Entrenador exitoso en el Mónaco, Olympique de Marsella y Juventus de Turín, Didier Deschamps ha fracasado al intentar reverdecer viejos laureles de un equipo dejado de lado por unos aficionados desencantados. Lógicamente detrás de España en la clasficación, los 'Bleus' han reabierto las heridas de Knysna por el comportamiento de algunos de sus miembros hacia la prensa, como Samir Nasri y Patrice Evra.

Didier Deschamps ha vacilado mucho variando los sistemas de juego, devolviendo la confianza en los 'amotinados' de Knysna (Ribéry, Evra, Abidal), manteniendo su confianza en Karim Benzema, con una sequía goleadora de... 1222 minutos.

En la vuelta contra Ucrania, Francia se salvó por los más jóvenes, los defensas centrales Raphaël Varane (21 años) y Mamadou Sakho (24 años, autor de un doblete), y el medio Paul Pogba (21 años).

En la portería, Deschamps puede contar con Hugo Lloris (Tottenham), talentoso arquero y capitán discreto. Pogba, Blaise Matuidi (PSG) y Yohan Cabaye (Newcastle) son valores seguros en la medular, mientras que en el sector ofensivo, Ribéry lleva el mando desde su costado izquierdo.

En la media punta, Deschamps ha zanjado equivocadamente la competencia entre Nasri y Mathieu Valbuena, ya que mientras el jugador del Olympique de Marsella siempre ha cumplido con la selección, el del Manchester City ralentiza el juego y no respeta las consignas.

A seis meses de Brasil, el equipo francés aún no se ha puesto en forma: laterales discretos, dudas sobre el delantero (Benzema u Olivier Giroud)...

Pero también tienen ventajas: no tendrán nada que perder en un Mundial que han estado a punto de no disputar, así como la legendaria fortuna divina de Didier Deschamps. "Para conseguir cualquier cosa que se salga de lo normal es necesario concienciarse de que es posible", repite el conocido como 'padre de la victoria', a la espera de la Eurocopa-2016, que tendrá lugar... en Francia.

Tags

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *