Perfil de Corea del Sur

Redacción

afp

|

Jueves 16 de Enero de 2014 - 6:50
compártelo

Desde que fuera eliminada en semifinales de 'su' Mundial, en casa en 2002, Corea del Sur busca alcanzar su gloria pasada. En Brasil participará en su octava fase final consecutiva, pero para clasificarse no ha recorrido un camino de rosas.

Desde que los coreanos fuesen eliminados en octavos del Mundial 2010, cuatro seleccionadores han pasado por su banco. Al mando desde junio de 2013 se encuentra el emblemático capitán de los héroes de 2002 y con el récord de internacionalidades (136), Hong Myung-bo, quien accedió al cargo una vez la clasificación estaba asegurada con su predecesor, Choi Kang-hee.

Dos partidos perdidos ante Irán, dos empates ante Uzbekistán y Líbano... los coreanos tuvieron que esperar hasta el último partido para conquistar la segunda plaza de la llave y, con ello, su billete para Brasil gracias la diferencia de goles con los uzbecos. Aún tenían un año por delante para reaccionar.

Los dirigentes decidieron llamar a Hong Myung-bo, que llegaba con la aureola de la medalla de bronce lograda con sus chicos en los JJ.OO de Londres, y con la experiencia adquirida en las cuatro Copas del Mundo que disputó como jugador, de 1990 a 2002.

Su primer objetivo es recuperar la confianza de un grupo que ha sembrado dudas a lo largo de toda la fase de clasificación. Los inicios han sido complicados puesto que Hong ha tenido que esperar a su quinto encuentro para ver a sus jugadores alzarse con la victoria, (4-1) ante el modesto Haití, luego de tres empates a cero y una derrota.

Para la operación reconquista, Hong Myung-bo puede apoyarse en una joven generación de jugadores que evolucionan en Europa (Alemania e Inglaterra principalmente), representada por Hong Jeong-ho, defensa de 24 del Augsburgo, que muchos ven como el sucesor de Myung-bo.

En la medular, Koo Ja-cheol es el líder natural. Carismático capitán, ha sido el máximo anotador de la Copa de Asia-2011 al marcar cinco goles. También juega en Alemania, en el Wolfsburgo. En la misma franja de edad, Kim Bo-kyung (Cardiff), Lee Chung-yong (Bolton) y Ki Sung-yueng (Sunderland) son también prioritarios para Hong en el centro del campo. Sin olvidar al talentoso Son Heung (Bayer de Leverkusen), que cumplirá 22 años durante el Mundial.

En ataque, la línea más débil del equipo, la responsabilidad de anotar recae generalmente sobre Park Chu-young (Arsenal) o Lee Keun-ho, pero Ji Dong-won (Sunderland) se ha convertido en una seria alternativa.

En 2002 los 'Guerreros teguk' eliminaron a Portugal, Italia y España antes de caer frente a Alemania en semifinales, practicando un tipo de fútbol total al modo asiático, asfixiando a sus sucesivos rivales y suscitando una marea roja por todo el país.

Hong Myung-bo puede emular el milagro del mago holandés Guus Hiddink. No será fácil en sólo un año.

Desde que fuera eliminada en semifinales de 'su' Mundial, en casa en 2002, Corea del Sur busca alcanzar su gloria pasada. En Brasil participará en su octava fase final consecutiva, pero para clasificarse no ha recorrido un camino de rosas.

Desde que los coreanos fuesen eliminados en octavos del Mundial 2010, cuatro seleccionadores han pasado por su banco. Al mando desde junio de 2013 se encuentra el emblemático capitán de los héroes de 2002 y con el récord de internacionalidades (136), Hong Myung-bo, quien accedió al cargo una vez la clasificación estaba asegurada con su predecesor, Choi Kang-hee.

Dos partidos perdidos ante Irán, dos empates ante Uzbekistán y Líbano... los coreanos tuvieron que esperar hasta el último partido para conquistar la segunda plaza de la llave y, con ello, su billete para Brasil gracias la diferencia de goles con los uzbecos. Aún tenían un año por delante para reaccionar.

Los dirigentes decidieron llamar a Hong Myung-bo, que llegaba con la aureola de la medalla de bronce lograda con sus chicos en los JJ.OO de Londres, y con la experiencia adquirida en las cuatro Copas del Mundo que disputó como jugador, de 1990 a 2002.

Su primer objetivo es recuperar la confianza de un grupo que ha sembrado dudas a lo largo de toda la fase de clasificación. Los inicios han sido complicados puesto que Hong ha tenido que esperar a su quinto encuentro para ver a sus jugadores alzarse con la victoria, (4-1) ante el modesto Haití, luego de tres empates a cero y una derrota.

Para la operación reconquista, Hong Myung-bo puede apoyarse en una joven generación de jugadores que evolucionan en Europa (Alemania e Inglaterra principalmente), representada por Hong Jeong-ho, defensa de 24 del Augsburgo, que muchos ven como el sucesor de Myung-bo.

En la medular, Koo Ja-cheol es el líder natural. Carismático capitán, ha sido el máximo anotador de la Copa de Asia-2011 al marcar cinco goles. También juega en Alemania, en el Wolfsburgo. En la misma franja de edad, Kim Bo-kyung (Cardiff), Lee Chung-yong (Bolton) y Ki Sung-yueng (Sunderland) son también prioritarios para Hong en el centro del campo. Sin olvidar al talentoso Son Heung (Bayer de Leverkusen), que cumplirá 22 años durante el Mundial.

En ataque, la línea más débil del equipo, la responsabilidad de anotar recae generalmente sobre Park Chu-young (Arsenal) o Lee Keun-ho, pero Ji Dong-won (Sunderland) se ha convertido en una seria alternativa.

En 2002 los 'Guerreros teguk' eliminaron a Portugal, Italia y España antes de caer frente a Alemania en semifinales, practicando un tipo de fútbol total al modo asiático, asfixiando a sus sucesivos rivales y suscitando una marea roja por todo el país.

Hong Myung-bo puede emular el milagro del mago holandés Guus Hiddink. No será fácil en sólo un año.

Tags

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *