Argentina se juega más que un pase a semifinales de Copa América

Redacción

arodriguez

|

Jueves 25 de Junio de 2015 - 8:02
compártelo
  • El astro argentino Lionel Messi lamenta una formidable atajada del portero de Jamaica (d) en el partido del 20 de junio de 2015 por la Copa América en Viña del Mar, Chile
  • El entrenador de Argentina Gerardo Martino
El astro argentino Lionel Messi lamenta una formidable atajada del portero de Jamaica (d) en el partido del 20 de junio de 2015 por la Copa América en Viña del Mar, Chile El entrenador de Argentina Gerardo Martino

La Serena (Chile) (AFP) - El subcampeonato mundial de Brasil-2014 devolvió el prestigio a la selección argentina. Pero Alejandro Sabella se fue y Gerardo Martino se juega una parada brava ante Colombia por la Copa América de Chile-2015, ya que una temprana eliminación será un verdadero cataclismo.

Ningún jugador ni el técnico lo han dicho de manera pública, pero caer en cuartos de final será un fracaso difícil de digerir para el equipo que cuenta con el para muchos mejor jugador del mundo, Lionel Messi, y una pléyade de estrellas.

Las consecuencias de una derrota son imprevisibles: ¿Seguiría en su cargo Martino? ¿Cuál sería el futuro con la celeste y blanca de los jugadores más experimentados de esta generación, como Carlos Tevez?

Cada año y cada título internacional que se escapa aumentan la presión para una selección que lleva sequía de 22 años sin levantar un trofeo de prestigio, desde la Copa América de Ecuador-1993.

Esa racha negra y las dudas mostradas por Argentina hasta ahora en Chile saldrán al campo de juego el viernes en el estadio Sausalito de Viña del Mar (centro), ante una Colombia que también tiene el cartel de favorita aunque llega con mucho menos que perder.

Para Martino, un técnico muy respetado, puede tratarse de un partido bisagra.

Asumió luego de Brasil-2014 en reemplazo de Sabella, el hombre que volvió a colocar a Argentina entre los mejores del mundo después de mucho tiempo, a pesar de perder la final contra Alemania.

 

- Mejor que en Brasil-2014 -

 

Con la base del equipo subcampeón del mundo más los regresos de Tevez y Javier Pastore, su albiceleste parece en los papeles más poderosa que la de la Copa del Mundo.

Además, Messi dijo haber llegado a Chile-2015 en mejor forma que a Brasil, con actuaciones descomunales en el Barcelona que permitieron a su club ganar la Liga y Copa del Rey de España y la Liga de Campeones de Europa.

Sin embargo, todo lo escrito y hablado en la previa a la Copa América no ha sido refrendado por el momento en el campo de juego.

La primera fase de Argentina ha sido más bien decepcionante. Si bien ganó su grupo con dos victorias y un empate, los de Messi no brillaron y en el último partido ante Jamaica dejaron una imagen final preocupante.

Nadie pone en duda la capacidad de Martino, campeón con los clubes argentino Newell's y paraguayos Libertad y Cerro Porteño y que llevó a la selección guaraní a un nivel superlativo para su historia, con los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica-2010 y el subcampeonato de la Copa América de Argentina-2011.

Pero desde la prensa argentina se han criticado su planteo ofensivo previsible, su lectura de los partidos, la falta de alternativas tácticas y los desajustes defensivos mostrados en Chile.

Al 'Tata' lo sobrevuelan además los fantasmas de su paso por el Barcelona en la temporada 2013-2014.

Allí, Martino tuvo una experiencia complicada en su relación con la dirigencia del club catalán y poco exitosa en lo futbolístico, sin lograr ningún trofeo y con un Messi que terminó "invisible" en los partidos decisivos.

 

- Poca paciencia -

 

Por último, hay que recordar que pocos entrenadores argentinos han sobrevivido a una temprana eliminación a una torneo internacional en la historia reciente.

José Pekerman dejó su cargo luego de la eliminación en cuartos de final del Mundial Alemania-2006.

En su lugar asumió Alfio Basile quien, en su segunda etapa como entrenador de la albiceleste, llegó a la final de la Copa América de Venezuela-2007, pero tuvo que dar un paso al costado al año siguiente tras malos resultados en las eliminatorias mundialistas para Sudáfrica-2010.

Su sucesor fue el ídolo Diego Maradona, que se fue a su turno tras la debacle ante Alemania en los cuartos de final de ese Mundial. 

Idéntica suerte corrió Sergio Batista, en el camino después de caer en la misma instancia en la Copa América de Argentina-2011.

La Serena (Chile) (AFP) - El subcampeonato mundial de Brasil-2014 devolvió el prestigio a la selección argentina. Pero Alejandro Sabella se fue y Gerardo Martino se juega una parada brava ante Colombia por la Copa América de Chile-2015, ya que una temprana eliminación será un verdadero cataclismo.

Ningún jugador ni el técnico lo han dicho de manera pública, pero caer en cuartos de final será un fracaso difícil de digerir para el equipo que cuenta con el para muchos mejor jugador del mundo, Lionel Messi, y una pléyade de estrellas.

Las consecuencias de una derrota son imprevisibles: ¿Seguiría en su cargo Martino? ¿Cuál sería el futuro con la celeste y blanca de los jugadores más experimentados de esta generación, como Carlos Tevez?

Cada año y cada título internacional que se escapa aumentan la presión para una selección que lleva sequía de 22 años sin levantar un trofeo de prestigio, desde la Copa América de Ecuador-1993.

Esa racha negra y las dudas mostradas por Argentina hasta ahora en Chile saldrán al campo de juego el viernes en el estadio Sausalito de Viña del Mar (centro), ante una Colombia que también tiene el cartel de favorita aunque llega con mucho menos que perder.

Para Martino, un técnico muy respetado, puede tratarse de un partido bisagra.

Asumió luego de Brasil-2014 en reemplazo de Sabella, el hombre que volvió a colocar a Argentina entre los mejores del mundo después de mucho tiempo, a pesar de perder la final contra Alemania.

 

- Mejor que en Brasil-2014 -

 

Con la base del equipo subcampeón del mundo más los regresos de Tevez y Javier Pastore, su albiceleste parece en los papeles más poderosa que la de la Copa del Mundo.

Además, Messi dijo haber llegado a Chile-2015 en mejor forma que a Brasil, con actuaciones descomunales en el Barcelona que permitieron a su club ganar la Liga y Copa del Rey de España y la Liga de Campeones de Europa.

Sin embargo, todo lo escrito y hablado en la previa a la Copa América no ha sido refrendado por el momento en el campo de juego.

La primera fase de Argentina ha sido más bien decepcionante. Si bien ganó su grupo con dos victorias y un empate, los de Messi no brillaron y en el último partido ante Jamaica dejaron una imagen final preocupante.

Nadie pone en duda la capacidad de Martino, campeón con los clubes argentino Newell's y paraguayos Libertad y Cerro Porteño y que llevó a la selección guaraní a un nivel superlativo para su historia, con los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica-2010 y el subcampeonato de la Copa América de Argentina-2011.

Pero desde la prensa argentina se han criticado su planteo ofensivo previsible, su lectura de los partidos, la falta de alternativas tácticas y los desajustes defensivos mostrados en Chile.

Al 'Tata' lo sobrevuelan además los fantasmas de su paso por el Barcelona en la temporada 2013-2014.

Allí, Martino tuvo una experiencia complicada en su relación con la dirigencia del club catalán y poco exitosa en lo futbolístico, sin lograr ningún trofeo y con un Messi que terminó "invisible" en los partidos decisivos.

 

- Poca paciencia -

 

Por último, hay que recordar que pocos entrenadores argentinos han sobrevivido a una temprana eliminación a una torneo internacional en la historia reciente.

José Pekerman dejó su cargo luego de la eliminación en cuartos de final del Mundial Alemania-2006.

En su lugar asumió Alfio Basile quien, en su segunda etapa como entrenador de la albiceleste, llegó a la final de la Copa América de Venezuela-2007, pero tuvo que dar un paso al costado al año siguiente tras malos resultados en las eliminatorias mundialistas para Sudáfrica-2010.

Su sucesor fue el ídolo Diego Maradona, que se fue a su turno tras la debacle ante Alemania en los cuartos de final de ese Mundial. 

Idéntica suerte corrió Sergio Batista, en el camino después de caer en la misma instancia en la Copa América de Argentina-2011.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *