El estadio Nacional: campo de batallas de entre Chile y Uruguay

Redacción

arodriguez

|

Miércoles 24 de Junio de 2015 - 8:34
compártelo
  • El estadio Nacional de Santiago, durante una práctica de la selección uruguaya, el 23 de junio de 2015, ante el encuentro contra Chile en cuartos de final de la Copa América
  • El jugador uruguayo Jorge Fucile (C) y sus compañeros de la Celeste calentando durante una práctica en el estado Nacional de Santiago, el 23 de junio de 2015, ante el encuentro en cuartos de finales de la Copa América contra Chile
  • El jugador chilno Alexis Sanchez (C) durante una práctica en el complejo deportivo Juan Pinto Duran en Santiago, el 22 de junio de 2015
El estadio Nacional de Santiago, durante una práctica de la selección uruguaya, el 23 de junio de 2015, ante el encuentro contra Chile en cuartos de final de la Copa América El jugador uruguayo Jorge Fucile (C) y sus compañeros de la Celeste calentando durante una práctica en el estado Nacional de Santiago, el 23 de junio de 2015, ante el encuentro en cuartos de finales de la Copa América contra Chile El jugador chilno Alexis Sanchez (C) durante una práctica en el complejo deportivo Juan Pinto Duran en Santiago, el 22 de junio de 2015
Santiago (AFP) - El estadio Nacional de Santiago ha recibido tres combates cuerpo a cuerpo entre Chile y Uruguay, donde cada uno ha ganado un asalto y han empatado un tercero, pero los ‘charrúas’ se han anotado otras dos batallas en territorio chileno.
 
El estadio Nacional, escenario de grandes batallas futbolísticas, guarda en sus 74 años de vida, memorables combates entre Chile y Uruguay, y el miércoles volverán a chocar en un duelo de Cuartos de Final que definirá a un semifinalista de la Copa América-2015.
 
"Estos equipos van a dar la vida el miércoles para llegar a la semifinal", aseguró el volante chileno Marcelo Díaz (Hamburgo/Alemania).
 
El principal escenario deportivo chileno, cuya capacidad ha sido reducida desde los 80.000 espectadores a 48.000 atendiendo las exigencias de FIFA, vio un duelo entre ‘La Roja’ y ‘La Celeste’ por primera vez en 1941.
 
En aquella oportunidad, Uruguay, el mejor seleccionado de principios del siglo XX, dio cuenta de Chile por 2-0, gracias a los goles de Ubaldo Cruche y Oscar Chirimini.
 
El torneo, denominado en esas épocas Campeonato Sudamericano, fue ganado por Argentina, mientras que Uruguay fue segundo y Chile tercero.
 
En 1945, el estadio Nacional recibió nuevamente a las selecciones sudamericanas. Esta vez, Chile logró superar 1-0 a Uruguay gracias al tanto de Desiderio Medina, lo cual empató la serie entre estas selecciones. El torneo lo ganaría Argentina y Uruguay último.
 
Diez años después, el recinto deportivo del barrio de Ñuñoa en Santiago volvió a recibir la competencia regional, una gran oportunidad para desempatar los juegos entre Chile y Uruguay.
 
Sin embargo, empatarían 2-2. Muñoz y Hormazábal marcaron para Chile mientras que Galván anotó en dos ocasiones para el empate de Uruguay.
 
Otra vez Argentina ganó la copa, CHile fue segundo y Uruguay último.
 
Desde entonces, el estadio Nacional no ha vuelto a recibir un duelo entre estas selecciones por Copa América, manteniendo la paridad.
 
No obstante, Uruguay ganó otras dos veces a Chile en su territorio, pero no en el estadio Nacional. En 1920, los ‘charrúas’ ganaron 2-1 en el estadio Valparaíso Sporting Club, en el litoral central chileno, mientras que en 1926, La ‘celeste’ se impuso 2-1 en el campo de Ñuñoa, vecino al lugar donde actualmente se encuentra el estadio Nacional.
 
 
 
- Nunca profeta en su tierra -
 
 
 
Hasta el día de hoy, el estadio Nacional nunca ha podido celebrar que Chile gane un título de selecciones, haciendo gala del dicho "nadie es profeta en su tierra". 
 
Chile y este estadio sólo han sido testigos de triunfos extranjeros. Antes de esta Copa América, Chile recibió el torneo en seis ocasiones y los títulos se los repartieron Argentina (4) y Uruguay (2).
 
Sólo ha podido celebrar en una sola ocasión un título internacional de un equipo local: en el 2011 Universidad de Chile ganó la Copa Sudamericana.
 
A nivel de clubes la maldición también ha seguido al estadio chileno. El club uruguayo Peñarol se consagró campeón de la Copa Libertadores a costa de Cobreloa, mientras que en 1993, el brasileño Sao Paulo se impuso en la final del torneo a Universidad Católica.
 
Colo Colo, el único chileno ganador de la Libertadores en 1991, lo hizo en su estadio.
 
Además de recibir eventos deportivos, el estadio Nacional carga con un pasaje oscuro en su historia, ya que fue utilizado como centro de detención y torturas tras el golpe militar que encabezó Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973, por donde pasaron cerca de 20.000 personas.

Santiago (AFP) - El estadio Nacional de Santiago ha recibido tres combates cuerpo a cuerpo entre Chile y Uruguay, donde cada uno ha ganado un asalto y han empatado un tercero, pero los ‘charrúas’ se han anotado otras dos batallas en territorio chileno.

 

El estadio Nacional, escenario de grandes batallas futbolísticas, guarda en sus 74 años de vida, memorables combates entre Chile y Uruguay, y el miércoles volverán a chocar en un duelo de Cuartos de Final que definirá a un semifinalista de la Copa América-2015.

 

"Estos equipos van a dar la vida el miércoles para llegar a la semifinal", aseguró el volante chileno Marcelo Díaz (Hamburgo/Alemania).

 

El principal escenario deportivo chileno, cuya capacidad ha sido reducida desde los 80.000 espectadores a 48.000 atendiendo las exigencias de FIFA, vio un duelo entre ‘La Roja’ y ‘La Celeste’ por primera vez en 1941.

 

En aquella oportunidad, Uruguay, el mejor seleccionado de principios del siglo XX, dio cuenta de Chile por 2-0, gracias a los goles de Ubaldo Cruche y Oscar Chirimini.

 

El torneo, denominado en esas épocas Campeonato Sudamericano, fue ganado por Argentina, mientras que Uruguay fue segundo y Chile tercero.

 

En 1945, el estadio Nacional recibió nuevamente a las selecciones sudamericanas. Esta vez, Chile logró superar 1-0 a Uruguay gracias al tanto de Desiderio Medina, lo cual empató la serie entre estas selecciones. El torneo lo ganaría Argentina y Uruguay último.

 

Diez años después, el recinto deportivo del barrio de Ñuñoa en Santiago volvió a recibir la competencia regional, una gran oportunidad para desempatar los juegos entre Chile y Uruguay.

 

Sin embargo, empatarían 2-2. Muñoz y Hormazábal marcaron para Chile mientras que Galván anotó en dos ocasiones para el empate de Uruguay.

 

Otra vez Argentina ganó la copa, CHile fue segundo y Uruguay último.

 

Desde entonces, el estadio Nacional no ha vuelto a recibir un duelo entre estas selecciones por Copa América, manteniendo la paridad.

 

No obstante, Uruguay ganó otras dos veces a Chile en su territorio, pero no en el estadio Nacional. En 1920, los ‘charrúas’ ganaron 2-1 en el estadio Valparaíso Sporting Club, en el litoral central chileno, mientras que en 1926, La ‘celeste’ se impuso 2-1 en el campo de Ñuñoa, vecino al lugar donde actualmente se encuentra el estadio Nacional.

 

 

 

- Nunca profeta en su tierra -

 

 

 

Hasta el día de hoy, el estadio Nacional nunca ha podido celebrar que Chile gane un título de selecciones, haciendo gala del dicho "nadie es profeta en su tierra". 

 

Chile y este estadio sólo han sido testigos de triunfos extranjeros. Antes de esta Copa América, Chile recibió el torneo en seis ocasiones y los títulos se los repartieron Argentina (4) y Uruguay (2).

 

Sólo ha podido celebrar en una sola ocasión un título internacional de un equipo local: en el 2011 Universidad de Chile ganó la Copa Sudamericana.

 

A nivel de clubes la maldición también ha seguido al estadio chileno. El club uruguayo Peñarol se consagró campeón de la Copa Libertadores a costa de Cobreloa, mientras que en 1993, el brasileño Sao Paulo se impuso en la final del torneo a Universidad Católica.

 

Colo Colo, el único chileno ganador de la Libertadores en 1991, lo hizo en su estadio.

 

Además de recibir eventos deportivos, el estadio Nacional carga con un pasaje oscuro en su historia, ya que fue utilizado como centro de detención y torturas tras el golpe militar que encabezó Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973, por donde pasaron cerca de 20.000 personas.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos