Las tres estrategias para generar más inversiones, según Cámara de Comercio

Redacción

tmenendez

|

Lunes 22 de Diciembre de 2014 - 9:31
compártelo
  • ECUADOR.- Pablo Arosemena durante su entrevista en Contacto Directo. Foto: Ecuavisa
ECUADOR.- Pablo Arosemena durante su entrevista en Contacto Directo. Foto: Ecuavisa ECUADOR.- Pablo Arosemena durante su entrevista en Contacto Directo. Foto: Ecuavisa
El proyecto de Ley orgánica de incentivos a la Producción y prevención del fraude fiscal está listo para segundo debate. El informe final ya está listo y contempla algunos cambios en relación al texto original. 
 
El último texto refiere, por ejemplo, a que las inversiones superiores a 100 millones de dólares requieran de un informe técnico, de un informe de la Procuraduría, de una autorización del presidente de la República; y además se establecen las tarifas que se mantendrían estables de pasar con los requisitos ya señalados: 22% de impuesto a la renta para minería de mediana y gran escala y para industrias básicas y 25% para las industrias que contribuyan al cambio de la matriz productiva. 
 
Al respecto, Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, expresó en el programa Contacto Directo, considera que hay oportunidad para mejorar mucho el proyecto de ley y hacer que los incentivos fomenten que los empresarios se metan la mano al bolsillo y genere la inversión que el país necesita para producir puestos de trabajo.
 
“Para los emprendedores del comercio hay muy poco, los incentivos para el comercio hay que buscarlos con lupa y con pinza, nos quedan cortos y hay que hacerlos más atractivos porque inversiones de 100 millones de dólares realmente son muy pocas, hay que bajar ese umbral. Por ejemplo en Colombia, el umbral para inversiones es de 2 millones de dólares, aquí bien podría ser de 250 mil dólares, algo más adaptado a la realidad ecuatoriana y que realmente incentive que se invierta plata para generar más negocios”, detalló el representante de la Cámara.
 
En cuanto a la estabilidad a los montos de impuestos como el de la salida de divisas y otros directos nacionales, se menciona que el plazo de la estabilidad es el plazo del contrato de inversión previsto. Sobre ello, dijo que “el incentivo como está ahora está cocinado a medias, está crudo. En Perú, por ejemplo, son más proactivos, tienen convenios de estabilidad jurídica, que no solo abarcan la parte tributaria, sino que también incluyen lo laboral, de tal forma que son estabilidades integrales que realmente incentivan a la generación de nuevos negocios”.
 
En este sentido, sugirió tres estrategias: 
  • Ampliar los incentivos a más sectores, no solo aquellos que benefician el cambio de la matriz productiva.
  • Bajar el umbral para que sean inversiones más sensatas.
  • Que la estabilidad vaya no solo a lo tributario, sino a lo laboral.
 
Vea la entrevista completa en el video adjunto a la nota
 
 

El proyecto de Ley orgánica de incentivos a la Producción y prevención del fraude fiscal está listo para segundo debate. El informe final ya está listo y contempla algunos cambios en relación al texto original. 

 

El último texto refiere, por ejemplo, a que las inversiones superiores a 100 millones de dólares requieran de un informe técnico, de un informe de la Procuraduría, de una autorización del presidente de la República; y además se establecen las tarifas que se mantendrían estables de pasar con los requisitos ya señalados: 22% de impuesto a la renta para minería de mediana y gran escala y para industrias básicas y 25% para las industrias que contribuyan al cambio de la matriz productiva. 

 

Al respecto, Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, expresó en el programa Contacto Directo, considera que hay oportunidad para mejorar mucho el proyecto de ley y hacer que los incentivos fomenten que los empresarios se metan la mano al bolsillo y genere la inversión que el país necesita para producir puestos de trabajo.

 

“Para los emprendedores del comercio hay muy poco, los incentivos para el comercio hay que buscarlos con lupa y con pinza, nos quedan cortos y hay que hacerlos más atractivos porque inversiones de 100 millones de dólares realmente son muy pocas, hay que bajar ese umbral. Por ejemplo en Colombia, el umbral para inversiones es de 2 millones de dólares, aquí bien podría ser de 250 mil dólares, algo más adaptado a la realidad ecuatoriana y que realmente incentive que se invierta plata para generar más negocios”, detalló el representante de la Cámara.

 

En cuanto a la estabilidad a los montos de impuestos como el de la salida de divisas y otros directos nacionales, se menciona que el plazo de la estabilidad es el plazo del contrato de inversión previsto. Sobre ello, dijo que “el incentivo como está ahora está cocinado a medias, está crudo. En Perú, por ejemplo, son más proactivos, tienen convenios de estabilidad jurídica, que no solo abarcan la parte tributaria, sino que también incluyen lo laboral, de tal forma que son estabilidades integrales que realmente incentivan a la generación de nuevos negocios”.

 

En este sentido, sugirió tres estrategias: 

  • Ampliar los incentivos a más sectores, no solo aquellos que benefician el cambio de la matriz productiva.
  • Bajar el umbral para que sean inversiones más sensatas.
  • Que la estabilidad vaya no solo a lo tributario, sino a lo laboral.

 

Vea la entrevista completa en el video adjunto a la nota

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *