Alvarado sobre unidad propuesta por oposición: no es una república de la fanesca

Redacción

tmenendez

|

Jueves 26 de Febrero de 2015 - 10:17
compártelo
  • ECUADOR.- Rosana Alvarado durante su entrevista en Contacto Directo. Foto: Ecuavisa
ECUADOR.- Rosana Alvarado durante su entrevista en Contacto Directo. Foto: Ecuavisa ECUADOR.- Rosana Alvarado durante su entrevista en Contacto Directo. Foto: Ecuavisa
Los alcaldes de Guayaquil y Quito y el prefecto del Azuay formularon en Cuenca una declaración de tres puntos que generó diversas reacciones, como el calificativo de “fanesca”, por parte del presidente de la República, Rafael Correa.
 
Ecuador tiene líderes regionales provenientes de distintas vertientes políticas partidocráticas ¿Vivimos entonces en la república de las fanescas políticas? Rosana Alvarado, primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, concedió al respecto una entrevista en el programa Contacto Directo, donde manifestó lo siguiente:
No es un república de la fanesca, aunque algunos hoy hayan olvidado la historia del país, no tengan memoria y no tengan escrúpulos, cuando se trata de reunirse con la más rancia oligarquía que gobernó el Ecuador y de la que podemos olvidar los resultados. Yo no estigmatizo reuniones políticas, desde las protocolarias hasta las que son absolutamente necesarias en función de la representación de diferentes espacios que tenemos los políticos, pero sí voy a los fines que se persiguen, los objetivos de esa gran unidad nacional.
 
El gran objetivo que plantean y que nosotros cuestionamos es la destrucción de una promesa y de un proyecto político que ha hecho historia en el Ecuador, como es la revolución ciudadana, solamente a partir de eso se puede comprender que el prefecto del Azuay, que se dice ser el radical de la izquierda, no tenga hoy memoria para fundirse en un solo abrazo, en nombre de la defensa de los derechos humanos, con el que ha sido uno de los más grandes represores de los derechos humanos, torturadores en el Ecuador como es Jaime Nebot. A partir de eso, qué es lo que nos queda por decir, cuáles son los objetivos que se persiguen: pretenden eliminar la memoria de los ecuatorianos, levantar un frente antipatria para el año 2017, tenemos que refrescar lo que constituyó, lo que significaron esos gobiernos, esa partidocracia, esa plutocracia y que tiene en sus recaderos a quienes quieren destruir con un proceso que ha sido ratificado en las urnas por el pueblo ecuatoriano.
 
 
 
 
El segundo punto de la declaración de Jaime Nebot, Mauricio Rodas y Paúl Carrasco señala: frente a la difícil coyuntura económica, que esperamos se solucione en corto plazo, haremos todo lo posible para impedir que los ecuatorianos sean perjudicados por sus efectos negativos. Al respecto, mantenemos la propuesta de fomentar, desde el Gobierno Nacional y los gobiernos locales, medidas eficaces que estimulen la inversión y el desarrollo productivo ¿Se puede considerar a esta declaración como de oposición?
Si su razón de ser, su existencia misma está siempre convocada desde la oposición, la idea de destruir al Gobierno; su esencia, la propuesta de ellos es básicamente hacerle oposición y destrucción al gobierno de la revolución ciudadana. Hay que revisar todo el comunicado (descárguelo al final de este artículo), veo que allí hacían algunas menciones al tema de la descentralización, de las autonomías, pero también el contexto en el que se están reuniendo. Han hecho claramente una exposición con respecto al año 2017, a la creación de una unidad nacional desde la propuesta de los represores de derechos humanos.
 
Vea la entrevista completa en el video adjunto a la nota 
 
 
 

Los alcaldes de Guayaquil y Quito y el prefecto del Azuay formularon en Cuenca una declaración de tres puntos que generó diversas reacciones, como el calificativo de “fanesca”, por parte del presidente de la República, Rafael Correa.

 

Ecuador tiene líderes regionales provenientes de distintas vertientes políticas partidocráticas ¿Vivimos entonces en la república de las fanescas políticas? Rosana Alvarado, primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, concedió al respecto una entrevista en el programa Contacto Directo, donde manifestó lo siguiente:

No es un república de la fanesca, aunque algunos hoy hayan olvidado la historia del país, no tengan memoria y no tengan escrúpulos, cuando se trata de reunirse con la más rancia oligarquía que gobernó el Ecuador y de la que podemos olvidar los resultados. Yo no estigmatizo reuniones políticas, desde las protocolarias hasta las que son absolutamente necesarias en función de la representación de diferentes espacios que tenemos los políticos, pero sí voy a los fines que se persiguen, los objetivos de esa gran unidad nacional.

 

El gran objetivo que plantean y que nosotros cuestionamos es la destrucción de una promesa y de un proyecto político que ha hecho historia en el Ecuador, como es la revolución ciudadana, solamente a partir de eso se puede comprender que el prefecto del Azuay, que se dice ser el radical de la izquierda, no tenga hoy memoria para fundirse en un solo abrazo, en nombre de la defensa de los derechos humanos, con el que ha sido uno de los más grandes represores de los derechos humanos, torturadores en el Ecuador como es Jaime Nebot. A partir de eso, qué es lo que nos queda por decir, cuáles son los objetivos que se persiguen: pretenden eliminar la memoria de los ecuatorianos, levantar un frente antipatria para el año 2017, tenemos que refrescar lo que constituyó, lo que significaron esos gobiernos, esa partidocracia, esa plutocracia y que tiene en sus recaderos a quienes quieren destruir con un proceso que ha sido ratificado en las urnas por el pueblo ecuatoriano.

 

 

Revise: Autoridades de oposición impulsan la unidad del país desde Cuenca

 

 

El segundo punto de la declaración de Jaime Nebot, Mauricio Rodas y Paúl Carrasco señala: frente a la difícil coyuntura económica, que esperamos se solucione en corto plazo, haremos todo lo posible para impedir que los ecuatorianos sean perjudicados por sus efectos negativos. Al respecto, mantenemos la propuesta de fomentar, desde el Gobierno Nacional y los gobiernos locales, medidas eficaces que estimulen la inversión y el desarrollo productivo ¿Se puede considerar a esta declaración como de oposición?

Si su razón de ser, su existencia misma está siempre convocada desde la oposición, la idea de destruir al Gobierno; su esencia, la propuesta de ellos es básicamente hacerle oposición y destrucción al gobierno de la revolución ciudadana. Hay que revisar todo el comunicado (descárguelo al final de este artículo), veo que allí hacían algunas menciones al tema de la descentralización, de las autonomías, pero también el contexto en el que se están reuniendo. Han hecho claramente una exposición con respecto al año 2017, a la creación de una unidad nacional desde la propuesta de los represores de derechos humanos.

 

Vea la entrevista completa en el video adjunto a la nota 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *