Inicio ·Blogs · Artículo

Detrás de las noticias con Darío Patiño: Gabriel García Márquez y la ética periodística

Redacción

jesuarez

|

Jueves 30 de Abril de 2015 - 18:14
compártelo
  • La consigna de García Márquez era pulir la técnica y reforzar la ética en el periodismo. Fotos: Web y Captura.
La consigna de García Márquez era pulir la técnica y reforzar la ética en el periodismo. Fotos: Web y Captura.
En esta semana, el director de Noticias de EcuavisaDarío Patiño, recuerda a Gabriel García Márquez, "el Gabo", con ocasión del primer año de su fallecimiento. A continuación, la columna. 
 
Hola es un gusto saludarlos desde los estudios de Noticias de Ecuavisa en Guayaquil. 
 
Durante los últimos días se han rendido homenajes en distintas partes del mundo al escritor Gabriel García Márquez, por cumplirse un año de su muerte. Se ha hablado, por supuesto, de su obra literaria. Pero también de su carrera y de su legado periodístico, y a ese quiero referirme por haber tenido la suerte de acompañarlo en una pequeña parte de ese recorrido. 
 
García Márquez fue primero periodista antes que escritor famoso, y vivió de ese oficio antes de vender el primer libro. 
 
Márquez fue reportero en El Universal de Cartagena y luego en El Espectador de Bogotá. Fue redactor de la agencia Prensa Latina que creó la revolución cubana y corresponsal en distintos países. 
 
Fue cofundador de la revista independiente de Colombia, "Alternativa" y autor de muchos reportajes allí publicados. 
 
Después de ganar el Nobel quiso fundar el periódico "El Otro", pero el proyecto no se concretó. En 1991 volvió al periodismo en Colombia pero a través de un noticiero de televisión. Durante seis años pude trabajar con él, aunque de manera intermitente, pues él pasaba la mayor parte fuera de Colombia. Allí era más un inspirador y un orientador que un periodista activo. 
 
Pero en 1998 regresó con fuerza al oficio con la revista Cambio de Colombia y México, donde fue accionista y autor de memorables crónicas y perfiles. Los últimos de su vida. 
 
García Márquez estuvo obsesionado siempre por mejorar la calidad de los periodistas, en especial de los jóvenes, aunque impartía enseñanzas para todos. En 1995 créo la fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano y reunió a maestros y alumnos de todo el mundo. 
 
Su consigna era: pulir la técnica y reforzar la ética. 
 
En lo técnico, “Gabo” clamaba porque los periodistas leyeran bien, escribieran bien y hablaran mejor. Antes de que existieran leyes que obligaran a hacerlo, el reiteraba la necesidad de verificar cada dato, de pensar varias veces antes de soltar una información y de hacer ediciones precisas. 
 
En lo ético, “Gabo” decía que la ética debía ir tan pegada al periodista como el zumbido al moscardón. Es decir, inseparables. No podían existir el uno sin el otro. 
 
Pero él creía en la ética que nacía de los propios periodistas. No en la ética impuesta por gobernantes, políticos o empresarios. Y eso que era amigo personal de muchos presidentes y empresarios. 
 
¡Qué falta hace “Gabo"! Pero de todos los legados que dejó García Márquez, tal vez el más perdurable es el periodístico. Porque la fundación sigue viva, enseñando técnicas y con el único y más grande consultorio de ética periodística del continente. 
 
De periodistas para periodistas. 
 

En esta semana, el director de Noticias de EcuavisaDarío Patiño, recuerda a Gabriel García Márquez, "el Gabo", con ocasión del primer año de su fallecimiento. A continuación, la columna. 

 

Hola es un gusto saludarlos desde los estudios de Noticias de Ecuavisa en Guayaquil. 

 

Durante los últimos días se han rendido homenajes en distintas partes del mundo al escritor Gabriel García Márquez, por cumplirse un año de su muerte. Se ha hablado, por supuesto, de su obra literaria. Pero también de su carrera y de su legado periodístico, y a ese quiero referirme por haber tenido la suerte de acompañarlo en una pequeña parte de ese recorrido. 

 

García Márquez fue primero periodista antes que escritor famoso, y vivió de ese oficio antes de vender el primer libro. 

 

Márquez fue reportero en El Universal de Cartagena y luego en El Espectador de Bogotá. Fue redactor de la agencia Prensa Latina que creó la revolución cubana y corresponsal en distintos países. 

 

Fue cofundador de la revista independiente de Colombia, "Alternativa" y autor de muchos reportajes allí publicados. 

 

Después de ganar el Nobel quiso fundar el periódico "El Otro", pero el proyecto no se concretó. En 1991 volvió al periodismo en Colombia pero a través de un noticiero de televisión. Durante seis años pude trabajar con él, aunque de manera intermitente, pues él pasaba la mayor parte fuera de Colombia. Allí era más un inspirador y un orientador que un periodista activo. 

 

Pero en 1998 regresó con fuerza al oficio con la revista Cambio de Colombia y México, donde fue accionista y autor de memorables crónicas y perfiles. Los últimos de su vida. 

 

García Márquez estuvo obsesionado siempre por mejorar la calidad de los periodistas, en especial de los jóvenes, aunque impartía enseñanzas para todos. En 1995 créo la fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano y reunió a maestros y alumnos de todo el mundo. 

 

Su consigna era: pulir la técnica y reforzar la ética. 

 

En lo técnico, “Gabo” clamaba porque los periodistas leyeran bien, escribieran bien y hablaran mejor. Antes de que existieran leyes que obligaran a hacerlo, el reiteraba la necesidad de verificar cada dato, de pensar varias veces antes de soltar una información y de hacer ediciones precisas. 

 

En lo ético, “Gabo” decía que la ética debía ir tan pegada al periodista como el zumbido al moscardón. Es decir, inseparables. No podían existir el uno sin el otro. 

 

Pero él creía en la ética que nacía de los propios periodistas. No en la ética impuesta por gobernantes, políticos o empresarios. Y eso que era amigo personal de muchos presidentes y empresarios. 

 

¡Qué falta hace “Gabo"! Pero de todos los legados que dejó García Márquez, tal vez el más perdurable es el periodístico. Porque la fundación sigue viva, enseñando técnicas y con el único y más grande consultorio de ética periodística del continente. 

 

De periodistas para periodistas. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos