Inicio ·BBC · Artículo

El excéntrico funeral con el que un emprendedor enterró a su start-up

Redacción

tmenendez

|

Jueves 04 de Diciembre de 2014 - 9:39
compártelo
  • El funeral fue para celebrar constructivamente el fracaso.
El funeral fue para celebrar constructivamente el fracaso.

 

En la soleada California, donde el lema de la industria de la tecnología es "fracasa rápido y con frecuencia", se considera algo normal implicarse en varios proyectos empresariales y fallar, incluso cuando ello implica perder millones de dólares.

 

Fracasar es bueno: tu próxima idea será mejor, dice la moraleja por aquellas tierras.

 

Pero en otras partes del mundo seguir ese principio no es tan fácil.

 

Celebrar un fracaso como una especie de triunfo implica desatender el impacto emocional que puede tener en una persona el ver cómo su sueño empresarial se desmorona.

 

Por eso un emprendedor británico decidió marcar socialmente el fin de su proyecto. Y lo hizo con un funeral en el este de Londres, al que acudieron amigos y futuros emprendedores.

 

Durante el evento se hizo una elegía del proyecto y se revisaron los motivos que lo llevaron al fracaso desde una perspectiva constructiva.

 

"Más duro que romper una relación"

 

"Definitivamente es más duro que romper una relación con alguien", dijo Shawn Zvinis, que dirigía la empresa emergente Tab, ahora difunta.

 

"Va un poco más allá de divorciarse. Creo que está en el terreno de decidir que vas a hacer las maletas y marcharte", le dijo a la BBC.

 

"Así es como te sientes: eres un adolescente que se escapa", reconoció.

 

Su empresa, Tab, fue una de tantas que se lanzan a través de Google Campus.

 

"Llenemos esta ciudad de start-ups", arengó la enviada de Google en 2012 cuando se inauguró el Campus en el este de la capital británica.

 

Y en eso se empeñaron decenas de jóvenes, entusiasmados con la idea de que pronto surgirían ideas multimillonarias.

 

Fue así como Zvinis cofundó Tab en septiembre de 2012.

 

El adiós final

Fue un adiós solemne, pero no triste sino constructivo.

 

Vestido como un cura, el conductor de la ceremonia, Adam Hawley, bromeó y leyó citas del que calificó como "el buen libro": The Lean Start-up, de Eric Reis (algo así como "La empresa emergente austera").

 

Durante el evento no faltó el humor, ni la pizza ni la cerveza.

 

Tampoco la música, de la irónica mano de una lista de Spotify llamada "música para funerales".

 

En esencia, fue una celebración divertida. "A veces tienes que darle a la gente un poquito de teatro", dijo Paul Forster, organizador de eventos de TechHub, que lo planificó todo.

 

Pero detrás de la ironía, había lecciones concretas que compartir y aprender.

 

Cada fundador de Tab hizo una especie de elegía del proyecto.

 

Y el funeral, el primero organizado por TechHub, fue una oportunidad para debatir los errores cometidos, explorar culpas y reflexionar sobre qué se debería haber hecho de otra manera.

 

Así, "los oradores le dan a la comunidad información que ellos mismos no tuvieron. Imparten ese conocimiento de que fracasar no es necesariamente algo malo", dijo Forster.

 

Credibilidad

Cartel de evento sobre empresas emergentes

Crear una empresa emergente está de moda, pero la mayoría fracasa.

 

 

Adam Hawley, el "padre" que ofició el funeral, cree que es bueno tener una dura dosis de realidad.

 

"La energía en el mundillo de las empresas emergentes gira en torno a crear compañías excelentes, pero también crea sueños que no siempre dan fruto", comentó.

 

El temor al fracaso es algo natural y está alimentado desde varios frentes.

 

"Más allá de quedarse sin dinero está el miedo a tener que mudarse de casa, a quedarse sin trabajo y al daño a la reputación", dice Dave Lee, el periodista de tecnología de la BBC que asistió al funeral.

 

"Es natural preocuparse por la gente a la que se le va a hacer daño o por los amigos que se podrían perder", añade.

 

Pero paradójicamente, "escuchar a los que fracasaron es quizás más motivador que escuchar a los que tuvieron éxito".

 

"Fracasar acabó siendo lo mejor que les pudo pasar", dice.

 

Contaba Shawn Zvinis que la última línea de casi todos los e-mails de la gente con la que había trabajado durante el año que duró Tab acababa así "Cual es tu próximo proyecto?".

 

"Te da credibilidad. Es obvio que nadie quiere continuar fracasando, eso no es lo que buscas para tu historial", dijo.

 

"Pero creo que si puedes irte y decir "esto es lo que he aprendido", entonces creo que la comunidad si te da su apoyo".

 

Sigue la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

 
BBCMundo.com

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos