Inicio ·BBC · Artículo

El puente que permitirá aterrizar en México y salir a la calle en EE.UU.

Redacción

gpinasco

|

Martes 21 de Octubre de 2014 - 13:42
compártelo
  • Las largas filas en los pasos fronterizos son un dolor de cabeza para los habitantes de la región.
Las largas filas en los pasos fronterizos son un dolor de cabeza para los habitantes de la región.

Es habitual tener que esperar varias horas para poder atravesar de sur a norte la frontera que separa a ambas ciudades, particularmente en el paso de San Ysidro, el más transitado del mundo.

 

Muchos de los que cruzan desde territorio estadounidense lo hacen para tomar un vuelo en el aeropuerto internacional de Tijuana, que cuenta con conexiones con una treintena de ciudades mexicanas a las que en muchos casos no se puede viajar desde San Diego.

 

Aeropuerto de Tijuana

Cada año alrededor de 2,4 millones de personas provenientes de EE.UU. utilizan el aeropuerto de Tijuana.

 

 

Para ellos las interminables esperas se van a acabar en unos meses, ya que se está trabajando en la construcción de un puente elevado que cruzará la frontera y que permitirá que los pasajeros puedan acceder directamente al aeródromo tijuanense desde territorio estadounidense.

 

Así, los viajeros podrán desplazarse hasta San Diego, aparcar sus autos y -con la tarjeta de embarque en la mano y previo pago de un tarifa- cruzar a pie hasta el aeropuerto de Tijuana a través de una pasarela elevada de 120 metros de longitud.

 

El proyecto, conocido como "Cross Border Xpress" y que cuenta con un presupuesto de unos US$120 millones, está siendo impulsado por Otay Tijuana Venture, un consorcio privado formado por compañías mexicanas y estadounidenses, encabezado por el millonario Sam Zell.

 

Cuando se completen las obras en aproximadamente un año, el aeropuerto de Tijuana se convertirá en uno de los pocos del mundo en el que los pasajeros podrán aterrizar en un país y salir a la calle en otro. Un caso similar se da, por ejemplo, en dos aeródromos en la frontera entre Francia y Suiza.

 

Terminal en San Diego

En el lado estadounidense el puente contará con una terminal que albergará tiendas y restaurantes.

 

 

Más de dos décadas esperando

Cada año alrededor de 2,4 millones de personas cruzan la frontera desde EE.UU. hacia Tijuana para tomar un vuelo en el aeropuerto General Abelardo L. Rodríguez de la ciudad mexicana.

 

Uno de los principales motivos para este flujo de viajeros es que los precios de los vuelos desde el aeródromo mexicano son más baratos -hasta un 50% menos, en algunos casos- y la oferta de destinos dentro de México es mucho mayor que la del aeropuerto de San Diego, que cuenta con una capacidad limitada debido a que sólo tiene una pista de aterrizaje.

 

A principios de los años 90 se empezó a explorar la posibilidad de construir un aeropuerto binacional que contara con pistas y terminales a ambos lados de la frontera, aunque los proyectos que se presentaron acabaron siendo descartados por su elevado costo y por la falta de acuerdo entre los gobiernos de México y EE.UU.

 

La idea del puente que se está construyendo ahora empezó a cuajar hace seis años y no fue hasta hace unos meses que las autoridades estadounidenses -que se encargarán de instalar puestos fronterizos a ambos lados de la pasarela- dieron su visto bueno definitivo.

 

La noticia de la construcción ha sido muy bien recibida a ambos lados de la frontera, ya que se cree ayudará a potenciar la economía de esta región binacional, tanto en el área del turismo como en la de los negocios.

 

Pero los que más disconformes se han mostrado han sido los taxistas que trasladan viajeros hacia y desde el aeropuerto de Tijuana y que temen que sus ingresos se desplomen con la inauguración de la infraestructura, que en el lado estadounidense contará con una terminal con salas de espera, tiendas, restaurantes y zonas de estacionamiento.

 

Obras en el aeropuerto de Tijuana

Las obras del puente empezaron hace más de un año en el aeropuerto de Tijuana.

 

 

Región líder

"En San Diego la idea del puente desde un principio fue muy bien recibida", asegura en conversación con BBC Mundo Paola Ávila, de la Cámara de Comercio Regional de la ciudad californiana.

 

"Para empezar, creemos que puede ayudar a solucionar la falta de capacidad que tiene el aeropuerto de San Diego. Llevamos años hablando de su expansión, por sus limitaciones para recibir cierto tipo de aviones de gran tamaño, pero por el momento no se ha llevado a cabo, por lo que la iniciativa del puente es perfecta".

 

Según explica Ávila, hace tiempo que San Diego trabaja con el estado mexicano de Baja California para promover la región binacional "como un destino para los negocios y el turismo" y competir en la escena global.

 

"Este proyecto contribuirá a que nos convirtamos en la región binacional líder en el mundo, con una cadena de suministro completa. Con negocios que tienen sus departamentos de I+D (investigación y desarrollo) en San Diego y sus fábricas en Tijuana", apunta Ávila.

 

"Estamos seguros que el puente ayudará a que lleguen inversiones que antes no se hubieran hecho por falta de conectividad".

 

Humberto Inzunza, presidente del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana, también cree que los beneficios de la obra se dejarán sentir a ambos lados de la frontera.

 

"Tan sólo el aumento en el número de pasajeros en el aeropuerto de Tijuana ya será positivo", señala Inzunza en conversación con BBC Mundo.

 

Inzunza también destaca que esperan que la inauguración del puente contribuya a reducir las filas de entrada y salida en los pasos fronterizos vecinos, uno de los principales dolores de cabeza de los habitantes de la región.

 

 

BBCMundo.com

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos