Inicio ·BBC · Artículo

Los casos de 4 jóvenes negros que desataron disturbios raciales en EE.UU.

Redacción

gpinasco

|

Jueves 21 de Agosto de 2014 - 13:49
compártelo
  • Los cinco comparten el haber sido objeto de la acción policial con resultado de muerte excepto en el caso de Rodney King.
Los cinco comparten el haber sido objeto de la acción policial con resultado de muerte excepto en el caso de Rodney King.

 

El caso de Trayvon Martin comparte muchos de los elementos de los casos anteriores pero tiene una particularidad que lo distingue de todos los demás y que merece ser destacada: su muerte desató una serie de concentraciones, protestas y muestras de solidaridad, pero no hubo disturbios violentos.

 

Trayvon Martin era un joven de 17 años que caminaba de vuelta a casa de la novia de su padre en Sanford, Florida, el 26 de febrero de 2012. Iba desarmado pero, con su forma de caminar y la capucha que llevaba sobre su cabeza, llamó la atención de George Zimmerman, un vigilante voluntario que comenzó a seguirlo.

 

En el altercado que siguió a su encuentro, Zimmerman mató a Martin con una pistola. El vigilante alegó defensa propia.

 

El caso cobró especial relevancia por la rápida difusión en redes sociales de una campaña para exigir justicia para Martin.

 

Cientos de personas expresaron su indignación por el hecho de que, en un principio, George Zimmerman no fue arrestado, conforme las autoridades apelaban a la doctirna "Stand your Ground" por la que una persona tiene derecho a aplicar fuerza letal sobre otra si se ve en peligro o para abortar una amenaza mayor.

 

La campaña en demanda de justicia se caracterizó por la imagen de Martin con su distintiva capucha replicada en camisetas, sudaderas y pancartas. Seis semanas después de la muerte del joven, George Zimmerman fue detenido.

 

El proceso judicial fue seguido prácticamente en vivo por los medios estadounidenses, tal era la atención que despertó el caso, y finalmente, el 12 de julio de 2012, un jurado absolvió a George Zimmerman, que quedó libre.

 

Las reacciones de protesta por el fallo de no culpabilidad se multiplicó por más de 100 ciudades de Estados Unidos, pero la violencia y agresvidad que caracterizó los otros casos no estuvo presente en este.

Lea también: La protesta contra el veredicto del caso Zimmerman se apodera de EE.UU.

 

Demanda de justicia

En el mismo estado de Florida, con el caso Trayvon Martin todavía fresco, otro joven negro, Jordan Davis, murió a balazos a manos de un hombre blanco, esta vez un ciudadano común a quien no le agradó el volumen de la música que escuchaba Davis con sus amigos.

 

Ocurrió en Jacksonville la noche del 23 de noviembre de 2012 en una gasolinera. En este caso, el autor de los disparos fue detenido al día siguiente y enfrentó un juicio en el que fue condenado por tres cargos de intento de homicidio de segundo grado. Sin embargo, el jurado no pudo ponerse de acuerdo sobre la acusación principal, la de homicidio de primer grado sobre Jordan Davis y se declaró juicio nulo para esa acusación.

 

La indignación social no se hizo esperar y rápidamente hubo una corriente de denuncia que conectaba este caso con el de Trayvon Martin.

 

Repasando cada uno de estos casos, con sus elementos diferenciadores y teniendo en cuenta que se han desarrollado a lo largo de más de 20 años, llama la atención que las muestras de descontento más contundentes y, en algunos casos, más agresivas, se han dado no por las muertes en sí, sino por la falta de claridad y el manejo posterior de los casos en los tribunales.

 

El hecho de no saber qué va a pasar con el agente que efectuó los disparos sobre Michael Brown es, según los analistas, uno de los motivos por los que la tensión no desaparece de Ferguson.

 

 

 

BBCMundo.com

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos