Inicio ·BBC · Artículo

Chile tendrá nueva arma contra terremotos

Redacción

bbc

|

Miércoles 03 de Julio de 2013 - 0:06
compártelo

El terremoto que sacudió Chile en febrero causó la muerte de casi 500 personas.

Desastres naturales como el sismo que azotó a Chile a fines de febrero pasado, que ocasionó la muerte de cerca de 500 personas, son imposibles de evitar. Pero a partir de este año, el país sudamericano tendrá una nueva herramienta para al menos prevenir los temibles temblores.
El Servicio Sismológico Nacional (SSN) tiene previsto instalar una red de sismógrafos que permitirá acortar a la mitad los plazos de advertencia sobre terremotos.
El director del SSN, Sergio Barrientos, dijo a BBC Mundo que el nuevo sistema de detección permitirá advertir a las autoridades "en menos de diez minutos" cuando haya ocurrido algún movimiento sísmico, incluso uno débil, que podría anticipar un temblor más fuerte.
Eso podría darle a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), que coordina las tareas de evacuación, un tiempo muy valioso para evitar pérdidas de vida.
La red constará de 65 estaciones sismológicas distribuidas a lo largo del país, desde Arica, en el norte, hasta Puerto Williams, en el sur.
Las estaciones, cuyo costo estimado es de US$18 millones, estarán conectadas entre sí por vía satelital.
Sensores

Barrientos explicó que cada estación tendrá tres tipos instrumentos:
Un sensor que mide la velocidad de las partículas y que podrá percibir incluso los temblores más débiles. La sensibilidad de este aparato le permitirá además registrar temblores que ocurran más allá del territorio chileno.
El segundo sensor medirá la aceleración del suelo y servirá para captar los movimientos más fuertes.
Finalmente, cada estación tendrá un sistema de posicionamiento global (GPS, según sus siglas en inglés), que permitirá determinar con exactitud el epicentro del terremoto.
"Estimamos que para el cuarto trimestre de este año comenzaremos con la instalación de las estaciones", señaló el jefe del SSN.
Según los planes del organismo, la red debería estar funcionando en un 50% a mediados de 2011, y podría tardarse otro año más para operar completamente.
Retraso

La red constará de 65 estaciones sismológicas.

En estos días, Barrientos, junto con otros expertos de la Universidad de Chile (de la que depende el SSN), finaliza la adjudicación de las licitaciones de los sismógrafos y acelerógrafos que compondrán la red.
Tras el terremoto del 27 de febrero, la entonces mandataria Michelle Bachelet había criticado el retraso de las autoridades de la universidad para adquirir los aparatos.
La propuesta para crear la red fue autorizada por el gobierno de Bachelet en 2008.
No obstante, Barrientos explicó que el tipo de instrumentos que se debe adquirir es muy específico y requiere de un prolongado proceso de selección.
"Creemos que todo lo que signifique poder apoyar las labores de las autoridades con información oportuna es bienvenido", finalizó.

El terremoto que sacudió Chile en febrero causó la muerte de casi 500 personas.

Desastres naturales como el sismo que azotó a Chile a fines de febrero pasado, que ocasionó la muerte de cerca de 500 personas, son imposibles de evitar. Pero a partir de este año, el país sudamericano tendrá una nueva herramienta para al menos prevenir los temibles temblores. El Servicio Sismológico Nacional (SSN) tiene previsto instalar una red de sismógrafos que permitirá acortar a la mitad los plazos de advertencia sobre terremotos. El director del SSN, Sergio Barrientos, dijo a BBC Mundo que el nuevo sistema de detección permitirá advertir a las autoridades "en menos de diez minutos" cuando haya ocurrido algún movimiento sísmico, incluso uno débil, que podría anticipar un temblor más fuerte. Eso podría darle a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), que coordina las tareas de evacuación, un tiempo muy valioso para evitar pérdidas de vida. La red constará de 65 estaciones sismológicas distribuidas a lo largo del país, desde Arica, en el norte, hasta Puerto Williams, en el sur. Las estaciones, cuyo costo estimado es de US$18 millones, estarán conectadas entre sí por vía satelital. Sensores

Barrientos explicó que cada estación tendrá tres tipos instrumentos: Un sensor que mide la velocidad de las partículas y que podrá percibir incluso los temblores más débiles. La sensibilidad de este aparato le permitirá además registrar temblores que ocurran más allá del territorio chileno. El segundo sensor medirá la aceleración del suelo y servirá para captar los movimientos más fuertes. Finalmente, cada estación tendrá un sistema de posicionamiento global (GPS, según sus siglas en inglés), que permitirá determinar con exactitud el epicentro del terremoto. "Estimamos que para el cuarto trimestre de este año comenzaremos con la instalación de las estaciones", señaló el jefe del SSN. Según los planes del organismo, la red debería estar funcionando en un 50% a mediados de 2011, y podría tardarse otro año más para operar completamente. Retraso

La red constará de 65 estaciones sismológicas.

En estos días, Barrientos, junto con otros expertos de la Universidad de Chile (de la que depende el SSN), finaliza la adjudicación de las licitaciones de los sismógrafos y acelerógrafos que compondrán la red. Tras el terremoto del 27 de febrero, la entonces mandataria Michelle Bachelet había criticado el retraso de las autoridades de la universidad para adquirir los aparatos. La propuesta para crear la red fue autorizada por el gobierno de Bachelet en 2008. No obstante, Barrientos explicó que el tipo de instrumentos que se debe adquirir es muy específico y requiere de un prolongado proceso de selección. "Creemos que todo lo que signifique poder apoyar las labores de las autoridades con información oportuna es bienvenido", finalizó.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *