Inicio ·BBC · Artículo

"Astrónomos ciudadanos" descubren una rara estrella

Redacción

bbc

|

Martes 02 de Julio de 2013 - 23:17
compártelo

El salvapantalla muestra la zona que se está explorando.

Tres "astrónomos ciudadanos" descubrieron un pulsar binario -un raro objeto que se genera cuando una estrella de neutrones colapsa- al aprovechar sus computadoras mientras no las utilizaban.
Los investigadores voluntarios de Estados Unidos y Alemania participan en el proyecto [email protected] ("Einstein en casa"), que utiliza una red de 500.000 computadoras personales y de oficina en todo el mundo.
El descubrimiento del pulsar binario, publicado en la revista Science, es el primero sobre el espacio exterior que se realiza en el marco de esta iniciativa.
En él, los voluntarios donan tiempo de sus computadoras al permitir que cuando están en modo de descanso los científicos las utilicen para buscar información.
Los participantes descargan un protector de pantalla que, entre otros elementos, les muestra el área del cielo que se está analizando.
Computación distribuida
El proyecto, creado en 2005, usa un concepto llamado "computación distribuida", en el que se aprovechan los períodos ociosos de los ordenadores de voluntarios en 192 países para analizar datos, en particular los recogidos por el Observatorio Arecibo, el mayor radiotelescopio del mundo, situado en Puerto Rico y operado por la Universidad Cornell, de Estados Unidos.

"Este pulsar es sumamente interesante para comprender la física básica de las estrellas de neutrones y cómo se forman", explicó Jim Cordes, profesor de la Universidad de Cornell.
El nuevo pulsar, bautizado PSR J2007+2722, es una estrella de neutrones que realiza 41 rotaciones por segundo.
Se encuentra en la galaxia Vía Láctea, a cerca de 17.000 años luz de la Tierra, en la constelación del Pequeño Zorro.
A diferencia a la mayoría de los pulsares, el recién descubierto está solo y no tiene compañero de órbita.
"Se trata de un acontecimiento emocionante para [email protected] y para nuestros voluntarios, porque este hallazgo prueba que la participación del público puede permitir hacer descubrimientos en el Universo", comentó Bruce Allen, jefe del proyecto y director del instituto Max Planck de física gravitacional en Alemania.

El salvapantalla muestra la zona que se está explorando.

Tres "astrónomos ciudadanos" descubrieron un pulsar binario -un raro objeto que se genera cuando una estrella de neutrones colapsa- al aprovechar sus computadoras mientras no las utilizaban. Los investigadores voluntarios de Estados Unidos y Alemania participan en el proyecto [email protected] ("Einstein en casa"), que utiliza una red de 500.000 computadoras personales y de oficina en todo el mundo. El descubrimiento del pulsar binario, publicado en la revista Science, es el primero sobre el espacio exterior que se realiza en el marco de esta iniciativa. En él, los voluntarios donan tiempo de sus computadoras al permitir que cuando están en modo de descanso los científicos las utilicen para buscar información. Los participantes descargan un protector de pantalla que, entre otros elementos, les muestra el área del cielo que se está analizando. Computación distribuida El proyecto, creado en 2005, usa un concepto llamado "computación distribuida", en el que se aprovechan los períodos ociosos de los ordenadores de voluntarios en 192 países para analizar datos, en particular los recogidos por el Observatorio Arecibo, el mayor radiotelescopio del mundo, situado en Puerto Rico y operado por la Universidad Cornell, de Estados Unidos.

"Este pulsar es sumamente interesante para comprender la física básica de las estrellas de neutrones y cómo se forman", explicó Jim Cordes, profesor de la Universidad de Cornell. El nuevo pulsar, bautizado PSR J2007+2722, es una estrella de neutrones que realiza 41 rotaciones por segundo. Se encuentra en la galaxia Vía Láctea, a cerca de 17.000 años luz de la Tierra, en la constelación del Pequeño Zorro. A diferencia a la mayoría de los pulsares, el recién descubierto está solo y no tiene compañero de órbita. "Se trata de un acontecimiento emocionante para [email protected] y para nuestros voluntarios, porque este hallazgo prueba que la participación del público puede permitir hacer descubrimientos en el Universo", comentó Bruce Allen, jefe del proyecto y director del instituto Max Planck de física gravitacional en Alemania.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *