Inicio ·BBC · Artículo

¿Por qué es tan difícil leer en árabe?

Redacción

bbc

|

Martes 02 de Julio de 2013 - 23:17
compártelo

Los investigadores esperan usar sus hallazgos para ayudar a los alumnos a aprender árabe.

Desde hace mucho tiempo se sospechaba que en lo que se refiere al aprendizaje del árabe, aprender a leer en este idioma es particularmente difícil.
Un nuevo estudio arroja luces sobre la causa que podría explicar este fenómeno.
La investigación científica sugiere que esta dificultad podría deberse a la estructura del cerebro, que en un principio tiene problemas para separar las letras árabes.
Según el reportero de la BBC Aidan Lewis, investigadores de la Universidad de Haifa en Israel ya habían pensado que para los niños, aprender a leer en árabe era especialmente difícil, aunque no sabían por qué.
Los académicos piensan que la variante del árabe utilizado en Israel podría ser un factor, señaló Lewis.
El cerebro

Sin embargo, después de llevar a cabo investigaciones con estudiantes, los científicos consideran que el lado derecho del cerebro puede tener problemas para hacer frente a la complejidad de la escritura árabe.
Al igual que las personas que aprenden algo por primera vez, los estudiantes de árabe intentan utilizar ambos lados de sus cerebros.
Pero según los investigadores, el idioma árabe parece sobrecargar el lado derecho, lo que frena el aprendizaje hasta tanto el cerebro comienza a depender del hemisferio izquierdo.

El lado derecho del cerebro podría tener problemas ante la complejidad de la escritura árabe.

Los autores citaron el desafío particular de localizar el número y posición de los puntos que se colocan por encima o por debajo de muchas letras árabes.
Lewis señaló que aprender a leer en otros idiomas parece ser más sencillo.
Esto parece aplicarse tanto al inglés, un idioma muy diferente al árabe y - lo más sorprendente - al hebreo, una lengua más cercana.
Los investigadores ahora esperan usar sus hallazgos para ayudar a los alumnos a aprender árabe.
Según los investigadores, debido a que a los niños puede tomarle más tiempo ponerse al día con la lectura del árabe, existe la posibilidad de que necesiten más atención de los maestros.

Los investigadores esperan usar sus hallazgos para ayudar a los alumnos a aprender árabe.

Desde hace mucho tiempo se sospechaba que en lo que se refiere al aprendizaje del árabe, aprender a leer en este idioma es particularmente difícil. Un nuevo estudio arroja luces sobre la causa que podría explicar este fenómeno. La investigación científica sugiere que esta dificultad podría deberse a la estructura del cerebro, que en un principio tiene problemas para separar las letras árabes. Según el reportero de la BBC Aidan Lewis, investigadores de la Universidad de Haifa en Israel ya habían pensado que para los niños, aprender a leer en árabe era especialmente difícil, aunque no sabían por qué. Los académicos piensan que la variante del árabe utilizado en Israel podría ser un factor, señaló Lewis. El cerebro

Sin embargo, después de llevar a cabo investigaciones con estudiantes, los científicos consideran que el lado derecho del cerebro puede tener problemas para hacer frente a la complejidad de la escritura árabe. Al igual que las personas que aprenden algo por primera vez, los estudiantes de árabe intentan utilizar ambos lados de sus cerebros. Pero según los investigadores, el idioma árabe parece sobrecargar el lado derecho, lo que frena el aprendizaje hasta tanto el cerebro comienza a depender del hemisferio izquierdo.

El lado derecho del cerebro podría tener problemas ante la complejidad de la escritura árabe.

Los autores citaron el desafío particular de localizar el número y posición de los puntos que se colocan por encima o por debajo de muchas letras árabes. Lewis señaló que aprender a leer en otros idiomas parece ser más sencillo. Esto parece aplicarse tanto al inglés, un idioma muy diferente al árabe y - lo más sorprendente - al hebreo, una lengua más cercana. Los investigadores ahora esperan usar sus hallazgos para ayudar a los alumnos a aprender árabe. Según los investigadores, debido a que a los niños puede tomarle más tiempo ponerse al día con la lectura del árabe, existe la posibilidad de que necesiten más atención de los maestros.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos