Inicio ·BBC · Artículo

Los perezosos no son flojos

Redacción

bbc

|

Martes 02 de Julio de 2013 - 23:17
compártelo

Una nueva investigación descubrió qué es lo que permite que uno de los animales más lentos y raros del mundo, el perezoso, pueda pasar la mayor parte de su tiempo colgado boca arriba.
Los investigadores de la Universidad Friedrich-Schiller, en Jena, Alemania, utilizaron técnicas de imágenes computacionales para analizar los movimientos de estos animales cuando se cuelgan de los árboles.
Descubrieron que los perezosos son capaces de caminar boca arriba y para ello cuentan con una serie de adaptaciones especiales que les permiten vivir su vida invertida.
"Éste es el prototípico animal que vive boca arriba" dice John Nyakatura, biólogo evolutivo que dirigió el estudio.
"Es capaz de suspenderse con las cuatro patas de una rama".
Singular estilo
El científico analizó la locomoción del perezoso de dos dedos (Choloepus didactylus) para descubrir qué es lo que permite a su cuerpo adaptarse a este singular estilo de vida.
Junto con su equipo filmaron una serie de videos, escáneres de tomografías computarizadas y videoradiografías (un tipo de imágenes que revelaban los huesos del mamífero) de perezosos moviéndose.
Con estas imágenes crearon animaciones en 3D que mostraban en detalle cómo el esqueleto del perezoso se adapta al movimiento invertido.
"Los perezosos sorprendentemente se mueven de forma muy similar a los mamíferos que viven del lado correcto" explicó a la BBC el señor Nyakatura.
Por ejemplo, los ángulos de sus extremidades y articulaciones son similares a otros mamíferos de tamaño pequeño o mediano.

"Los mismos músculos responsables de mover la extremidad hacia adelante y hacia atrás durante la locomoción en mamíferos "normales" son también responsables de esta tarea en los perezosos", agrega el investigador.
"El patrón se conservó durante la evolución".
El estudio revela que los perezosos tienen una serie de adaptaciones especiales.
"Aparte de lo obvio, tienen otras características únicas" dice Nyakatura.
Por ejemplo, tienen brazos comparativamente largos, pero omóplatos muy cortos y un pecho muy estrecho.
Los investigadores creen que estas características ayudan a maximizar la movilidad del hombro.
También les ayudan a estas criaturas a navegar por la selva y entre los árboles, un hábitat complejo tridimensional, sin tener que saltar entre brechas.
Adaptaciones

Los perezosos también tienen una estructura muscular especial.

Los científicos analizaron los movimientos de perezosos colgados de árboles.

Uno de sus músculos pectorales, que un atleta humano usaría para levantar una pesa acostado en una banca, desciende por la parte inferior de la pata delantera del perezoso.
En otros mamíferos, incluido el humano, está unido a la parte superior del brazo cerca del hombro.
"Y por supuesto tienen garras como ganchos y algunas otras cosas" dice John Nyakatura.
Todas estas adaptaciones contribuyen al inusual estilo de vida del perezoso.
Es una estrategia, dice el investigador, con la que han creado su propio "nicho".
El perezoso se mueve muy lentamente debido a su dieta baja en calorías. Como puede sobrevivir sólo con hojas no tienen necesidad de salir a buscar alimentos intensivos en calorías, como carne o fruta, que implicaría una conducta más energética que a su vez atraería la atención de depredadores.
"Están especializados en una conducta críptica deliberadamente diseñada para ahorrar energía".
"Quizás es momento de que dejemos de creer que son animales deficientes" señala Nyakatura.
"No son sólo flojos y perezosos. Han evolucionado con una estrategia diferente para poder enfrentar las demandas de su vida diaria", agrega el investigador.

Una nueva investigación descubrió qué es lo que permite que uno de los animales más lentos y raros del mundo, el perezoso, pueda pasar la mayor parte de su tiempo colgado boca arriba. Los investigadores de la Universidad Friedrich-Schiller, en Jena, Alemania, utilizaron técnicas de imágenes computacionales para analizar los movimientos de estos animales cuando se cuelgan de los árboles. Descubrieron que los perezosos son capaces de caminar boca arriba y para ello cuentan con una serie de adaptaciones especiales que les permiten vivir su vida invertida. "Éste es el prototípico animal que vive boca arriba" dice John Nyakatura, biólogo evolutivo que dirigió el estudio. "Es capaz de suspenderse con las cuatro patas de una rama". Singular estilo El científico analizó la locomoción del perezoso de dos dedos (Choloepus didactylus) para descubrir qué es lo que permite a su cuerpo adaptarse a este singular estilo de vida. Junto con su equipo filmaron una serie de videos, escáneres de tomografías computarizadas y videoradiografías (un tipo de imágenes que revelaban los huesos del mamífero) de perezosos moviéndose. Con estas imágenes crearon animaciones en 3D que mostraban en detalle cómo el esqueleto del perezoso se adapta al movimiento invertido. "Los perezosos sorprendentemente se mueven de forma muy similar a los mamíferos que viven del lado correcto" explicó a la BBC el señor Nyakatura. Por ejemplo, los ángulos de sus extremidades y articulaciones son similares a otros mamíferos de tamaño pequeño o mediano.

"Los mismos músculos responsables de mover la extremidad hacia adelante y hacia atrás durante la locomoción en mamíferos "normales" son también responsables de esta tarea en los perezosos", agrega el investigador. "El patrón se conservó durante la evolución". El estudio revela que los perezosos tienen una serie de adaptaciones especiales. "Aparte de lo obvio, tienen otras características únicas" dice Nyakatura. Por ejemplo, tienen brazos comparativamente largos, pero omóplatos muy cortos y un pecho muy estrecho. Los investigadores creen que estas características ayudan a maximizar la movilidad del hombro. También les ayudan a estas criaturas a navegar por la selva y entre los árboles, un hábitat complejo tridimensional, sin tener que saltar entre brechas. Adaptaciones

Los perezosos también tienen una estructura muscular especial.

Los científicos analizaron los movimientos de perezosos colgados de árboles.

Uno de sus músculos pectorales, que un atleta humano usaría para levantar una pesa acostado en una banca, desciende por la parte inferior de la pata delantera del perezoso. En otros mamíferos, incluido el humano, está unido a la parte superior del brazo cerca del hombro. "Y por supuesto tienen garras como ganchos y algunas otras cosas" dice John Nyakatura. Todas estas adaptaciones contribuyen al inusual estilo de vida del perezoso. Es una estrategia, dice el investigador, con la que han creado su propio "nicho". El perezoso se mueve muy lentamente debido a su dieta baja en calorías. Como puede sobrevivir sólo con hojas no tienen necesidad de salir a buscar alimentos intensivos en calorías, como carne o fruta, que implicaría una conducta más energética que a su vez atraería la atención de depredadores. "Están especializados en una conducta críptica deliberadamente diseñada para ahorrar energía". "Quizás es momento de que dejemos de creer que son animales deficientes" señala Nyakatura. "No son sólo flojos y perezosos. Han evolucionado con una estrategia diferente para poder enfrentar las demandas de su vida diaria", agrega el investigador.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *