Inicio ·BBC · Artículo

Crean prueba veloz para diagnosticar la tuberculosis

Redacción

bbc

|

Martes 02 de Julio de 2013 - 23:17
compártelo

La prueba puede detectar todas las cepas de tuberculosis.

Científicos en el Reino Unido desarrollaron un análisis "ultrasensible" que, aseguran, puede diagnosticar la presencia del bacilo de la tuberculosis (TB) en una hora.
Actualmente, puede tomar hasta ocho semanas para obtener un diagnóstico.
Según los investigadores de la Agencia de Protección a la Salud (HPA, por sus siglas en inglés), la prueba puede detectar todas las cepas del bacilo de Koch -el causante de la enfermedad-, lo cual podría ayudar a reducir tanto la incidencia como las consecuencias de la afección en todo el mundo.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2008 unas 1,3 millones de personas murieron en todo el planeta por causa de la tuberculosis.
Además, existe un creciente problema en muchos países con el incremento de casos de tuberculosis resistente a los medicamentos disponibles.
Firma genética
La prueba estándar para identificar la TB -causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis- requiere tomar una muestra de esputo arrojado por los pulmones para crear un cultivo en el laboratorio.
El principal problema de este diagnóstico es que este cultivo del microorganismo en el laboratorio puede tomar unas ocho semanas, un periodo en el cual el paciente puede infectar a muchas otras personas.
Existen otras análisis más rápidos que consisten en escanear un antígeno que se encuentra en muchas cepas de TB, pero no suelen detectar todas las infecciones.

La nueva prueba de la HPA se centra en una región particular del ADN de la bacteria, que -según los investigadores- está presente en todas las cepas de la enfermedad.
Una vez que se toma la muestra, se utiliza una técnica científica de biología molecular llamada "reacción en cadena de la polimerasa" (PCR, por siglas en inglés) para amplificar la cantidad de ADN disponible de forma que la "firma genética" de la tuberculosis pueda ser identificada.
"Éste es un análisis nuevo", dice la doctora Cath Arnold, quien dirigió el estudio en la HPA.
"Se trata de identificar un marcador genético que está presente en todas las cepas de TB que conocemos hasta ahora".
"Confiamos en que podrá detectar la presencia de cantidades muy pequeñas y las pruebas hasta ahora han mostrado que el análisis es tan sensible como los test estándar que utilizan cultivos", explica la investigadora.
"Pero hay varios aspectos que todavía necesitamos perfeccionar antes de que esté disponible en el mercado".
Los detalles de la investigación serán presentados en la conferencia anual de la HPA, que se lleva a cabo en la Universidad de Warwick, Inglaterra.
Y surgen semanas después de que un proyecto rival de una prueba similar fueran publicados en la New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra).
Los creadores de esta prueba, llamada "Xpert MTB/RIF", afirman que puede obtener un diagnóstico en menos de dos horas.
El análisis, desarrollado por la compañía de diagnósticos Cepheid, en California, consiste en una máquina de cartucho automatizada y, según sus diseñadores, también puede identificar las cepas de TB resistentes a los antibióticos.
Diagnóstico difícil

Unos 2.000 millones de personas viven con la bacteria de la TB latente.

El doctor Mario Raviglione, director de la Alianza Alto a la Tuberculosis de la OMS, afirma que esta nueva generación de análisis podría potencialmente revolucionar el tratamiento de la enfermedad.
"El diagnóstico de la TB hoy en día es extremadamente difícil", dice el experto.
"Si contamos con una prueba que pueda detectar la TB rápidamente y sin tener que enviar la muestra al laboratorio, ganaríamos semanas o meses en el tratamiento de un paciente y evitaríamos que éste propagara la enfermedad durante cinco u ocho semanas infectando a muchas personas", afirma.
La OMS calcula que cerca de la tercera parte de la población mundial, unos 2.000 millones de personas, viven con el bacilo de Koch de forma latente y sin presentar síntomas.
Sólo entre el 5% y el 10% de los contagiados se enferman y se vuelven infecciosos en algún momento de su vida.
Otro problema actualmente es que las personas que viven con VIH y que tienen la bacteria de la TB tiene más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
En años recientes ha habido un resurgimiento de infecciones de TB en países desarrollados y también se ha visto un incremento en las cepas resistentes a los medicamentos.

La prueba puede detectar todas las cepas de tuberculosis.

Científicos en el Reino Unido desarrollaron un análisis "ultrasensible" que, aseguran, puede diagnosticar la presencia del bacilo de la tuberculosis (TB) en una hora. Actualmente, puede tomar hasta ocho semanas para obtener un diagnóstico. Según los investigadores de la Agencia de Protección a la Salud (HPA, por sus siglas en inglés), la prueba puede detectar todas las cepas del bacilo de Koch -el causante de la enfermedad-, lo cual podría ayudar a reducir tanto la incidencia como las consecuencias de la afección en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2008 unas 1,3 millones de personas murieron en todo el planeta por causa de la tuberculosis. Además, existe un creciente problema en muchos países con el incremento de casos de tuberculosis resistente a los medicamentos disponibles. Firma genética La prueba estándar para identificar la TB -causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis- requiere tomar una muestra de esputo arrojado por los pulmones para crear un cultivo en el laboratorio. El principal problema de este diagnóstico es que este cultivo del microorganismo en el laboratorio puede tomar unas ocho semanas, un periodo en el cual el paciente puede infectar a muchas otras personas. Existen otras análisis más rápidos que consisten en escanear un antígeno que se encuentra en muchas cepas de TB, pero no suelen detectar todas las infecciones.

La nueva prueba de la HPA se centra en una región particular del ADN de la bacteria, que -según los investigadores- está presente en todas las cepas de la enfermedad. Una vez que se toma la muestra, se utiliza una técnica científica de biología molecular llamada "reacción en cadena de la polimerasa" (PCR, por siglas en inglés) para amplificar la cantidad de ADN disponible de forma que la "firma genética" de la tuberculosis pueda ser identificada. "Éste es un análisis nuevo", dice la doctora Cath Arnold, quien dirigió el estudio en la HPA. "Se trata de identificar un marcador genético que está presente en todas las cepas de TB que conocemos hasta ahora". "Confiamos en que podrá detectar la presencia de cantidades muy pequeñas y las pruebas hasta ahora han mostrado que el análisis es tan sensible como los test estándar que utilizan cultivos", explica la investigadora. "Pero hay varios aspectos que todavía necesitamos perfeccionar antes de que esté disponible en el mercado". Los detalles de la investigación serán presentados en la conferencia anual de la HPA, que se lleva a cabo en la Universidad de Warwick, Inglaterra. Y surgen semanas después de que un proyecto rival de una prueba similar fueran publicados en la New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra). Los creadores de esta prueba, llamada "Xpert MTB/RIF", afirman que puede obtener un diagnóstico en menos de dos horas. El análisis, desarrollado por la compañía de diagnósticos Cepheid, en California, consiste en una máquina de cartucho automatizada y, según sus diseñadores, también puede identificar las cepas de TB resistentes a los antibióticos. Diagnóstico difícil

Unos 2.000 millones de personas viven con la bacteria de la TB latente.

El doctor Mario Raviglione, director de la Alianza Alto a la Tuberculosis de la OMS, afirma que esta nueva generación de análisis podría potencialmente revolucionar el tratamiento de la enfermedad. "El diagnóstico de la TB hoy en día es extremadamente difícil", dice el experto. "Si contamos con una prueba que pueda detectar la TB rápidamente y sin tener que enviar la muestra al laboratorio, ganaríamos semanas o meses en el tratamiento de un paciente y evitaríamos que éste propagara la enfermedad durante cinco u ocho semanas infectando a muchas personas", afirma. La OMS calcula que cerca de la tercera parte de la población mundial, unos 2.000 millones de personas, viven con el bacilo de Koch de forma latente y sin presentar síntomas. Sólo entre el 5% y el 10% de los contagiados se enferman y se vuelven infecciosos en algún momento de su vida. Otro problema actualmente es que las personas que viven con VIH y que tienen la bacteria de la TB tiene más probabilidades de desarrollar la enfermedad. En años recientes ha habido un resurgimiento de infecciones de TB en países desarrollados y también se ha visto un incremento en las cepas resistentes a los medicamentos.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *