Inicio ·BBC · Artículo

Cambio climático: sorpresa solar

Redacción

bbc

|

Martes 02 de Julio de 2013 - 23:17
compártelo

La influencia del Sol en el calentamiento global puede haber sido sobreestimada, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

La actividad solar fluctúa en ciclos de 11 años.

La actividad solar aumenta y disminuye en un ciclo de 11 años. De modo que, en teoría, la cantidad de radiación solar que llega a la Tierra debe ser menor durante la fase baja del ciclo.
El estudio fue realizado entre 2004 y 2007, cuando la actividad solar estaba en su período menor.
Los investigadores constataron que la luz ultravioleta efectivamente disminuyó, pero, contrariamente a lo esperado, la luz en la parte visible del espectro aumentó, causando un incremento en la temperatura.
"No podemos extrapolar"

Los nuevos datos importan fundamentalmente por el debate en torno al impacto de la actividad humana en el calentamiento global.
Los escépticos señalan que la temperatura en la Tierra oscila de acuerdo a variaciones en la actividad solar.

¿Permite el estudio concluir que el Sol no influye en el calentamiento global como se esperaba?
"No podemos extrapolar a partir de un período de tres años, no podemos siquiera afirmar que algo similar haya ocurrido en anteriores ciclos solares", dijo a la BBC la jefa del equipo de investigadores, Joanna Haigh, del Imperial College en Londres.
Haigh y sus colegas afirman que podría ser necesario revisar la forma en que los actuales modelos computacionales consideran la influencia del Sol en el aumento de la temperatura en la Tierra.
Pero al mismo tiempo aclaran que los nuevos datos no afectan la posición generalmente aceptada de que la principal causa del cambio climático es la producción de gases de efecto invernadero por la actividad humana.
El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) concluyó que las emisiones causadas por la humanidad en el siglo XX tuvieron un impacto diez veces mayor en el aumento de temperatura que el leve incremento registrado en la actividad solar.
El crucial satélite SORCE

Uno de los factores que más varía en el ciclo solar es la radiación ultravioleta. Es difícil medirla en la Tierra, porque es absorbida en gran parte por la atmósfera y por eso se utilizan satélites.

Los datos provienen del satélite SORCE, que monitorea la radiación solar. (Foto: NASA)

Uno de los satélites dedicado a medir la actividad solar es el llamado Experimento sobre Radiación Solar y Clima (Solar Radiation and Climate Experiment o SORCE) lanzado por la NASA en 2003, cuyos datos son recopilados y analizados por la Universidad de Colorado, en Boulder, Estados Unidos.
Los instrumentos a bordo del satélite miden cambios en la energía emitida por el Sol, distinguiendo los distintos componentes del espectro, desde la luz infrarroja a la ultravioleta, pasando por la visible.
La diferencia en el comportamiento de la radiación ultravioleta y la luz visible no había sido constatada por otros satélites. ¿Significa esto que SORCE no es preciso, que es mejor o simplemente que sus observaciones son válidas sólo para esta etapa del ciclo solar?
El satélite SORCE continúa registrando datos y puede ser que en el futuro se pueda determinar con mayor precisión si los modelos deben ser revisados o si estos tres años corresponden a un ciclo solar inusual.

La influencia del Sol en el calentamiento global puede haber sido sobreestimada, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

La actividad solar fluctúa en ciclos de 11 años.

La actividad solar aumenta y disminuye en un ciclo de 11 años. De modo que, en teoría, la cantidad de radiación solar que llega a la Tierra debe ser menor durante la fase baja del ciclo. El estudio fue realizado entre 2004 y 2007, cuando la actividad solar estaba en su período menor. Los investigadores constataron que la luz ultravioleta efectivamente disminuyó, pero, contrariamente a lo esperado, la luz en la parte visible del espectro aumentó, causando un incremento en la temperatura. "No podemos extrapolar"

Los nuevos datos importan fundamentalmente por el debate en torno al impacto de la actividad humana en el calentamiento global. Los escépticos señalan que la temperatura en la Tierra oscila de acuerdo a variaciones en la actividad solar.

¿Permite el estudio concluir que el Sol no influye en el calentamiento global como se esperaba? "No podemos extrapolar a partir de un período de tres años, no podemos siquiera afirmar que algo similar haya ocurrido en anteriores ciclos solares", dijo a la BBC la jefa del equipo de investigadores, Joanna Haigh, del Imperial College en Londres. Haigh y sus colegas afirman que podría ser necesario revisar la forma en que los actuales modelos computacionales consideran la influencia del Sol en el aumento de la temperatura en la Tierra. Pero al mismo tiempo aclaran que los nuevos datos no afectan la posición generalmente aceptada de que la principal causa del cambio climático es la producción de gases de efecto invernadero por la actividad humana. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) concluyó que las emisiones causadas por la humanidad en el siglo XX tuvieron un impacto diez veces mayor en el aumento de temperatura que el leve incremento registrado en la actividad solar. El crucial satélite SORCE

Uno de los factores que más varía en el ciclo solar es la radiación ultravioleta. Es difícil medirla en la Tierra, porque es absorbida en gran parte por la atmósfera y por eso se utilizan satélites.

Los datos provienen del satélite SORCE, que monitorea la radiación solar. (Foto: NASA)

Uno de los satélites dedicado a medir la actividad solar es el llamado Experimento sobre Radiación Solar y Clima (Solar Radiation and Climate Experiment o SORCE) lanzado por la NASA en 2003, cuyos datos son recopilados y analizados por la Universidad de Colorado, en Boulder, Estados Unidos. Los instrumentos a bordo del satélite miden cambios en la energía emitida por el Sol, distinguiendo los distintos componentes del espectro, desde la luz infrarroja a la ultravioleta, pasando por la visible. La diferencia en el comportamiento de la radiación ultravioleta y la luz visible no había sido constatada por otros satélites. ¿Significa esto que SORCE no es preciso, que es mejor o simplemente que sus observaciones son válidas sólo para esta etapa del ciclo solar? El satélite SORCE continúa registrando datos y puede ser que en el futuro se pueda determinar con mayor precisión si los modelos deben ser revisados o si estos tres años corresponden a un ciclo solar inusual.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *