Inicio ·BBC · Artículo

Trigo: la amenaza de la cosecha negra

Redacción

bbc

|

Martes 02 de Julio de 2013 - 23:08
compártelo

La roya del tallo devastó cultivos en México y otros países en el pasado. Una nueva raza del hongo está ahora cruzando continentes.

Expertos en México intentan contener el avance de una enfermedad del trigo que en el pasado tuvo efectos devastadores.

La roya del tallo o roya negra del trigo es conocida en México como Chahuixtle negra y es una enfermedad causada por un hongo. Había sido controlada en la década de los años 60 gracias a las variedades resistentes desarrolladas por el doctor Norman Borlaug en el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y del Trigo (CIMMYT), con sede en México.

Borlaug, el padre de la "revolución verde", salvó a millones de personas del hambre y su trabajo para aumentar la producción de alimentos le mereció el Premio Nobel de la Paz en 1970.
Durante décadas, la enfermedad se creyó controlada, pero una nueva raza del hongo fue detectada en Uganda en 1999 y desde entonces ha avanzado inexorablemente en el continente africano. En 2007 llegó a Irán y se teme que siga cruzando continentes.
Las esporas del hongo se dispersan con el viento y pueden migrar fácilmente, por ejemplo, adheridas a los zapatos o la ropa.
En América Latina, varios países han estado preparándose, trabajando con el CIMMYT para generar cultivos resistentes.
Millones de esporas

La roya negra "afecta especialmente al tallo, pero también puede infectar a las hojas y espigas", le dijo a BBC Mundo Ravi Singh, experto del CIMMYT. Singh es una de las autoridades mundiales en la roya y fue quien, junto a un científico de Uganda, descubrió la nueva variedad conocida como Ug99.
Cuando una planta está afectada "se ve lo que parecen pústulas y se bloquea el movimiento de carbohidratos desde la hoja hasta el grano, con lo que baja el rendimiento. Y cuando el ataque es severo, la planta muere sin producir grano".
El tallo queda negro y eventualmente las pústulas explotan liberando millones de esporas.
Tarea titánica
En la década de los años 50, cuando el Dr. Borlaug llegó desde Estados Unidos al CIMMYT, la roya era responsable de la destrucción de vastas áreas de cultivos en México y otros países.

Borlaug lideró una tarea titánica en el valle del Yaqui, en el estado de Sonora, realizando con su equipo más de 6.000 cruzas manuales hasta obtener no sólo cultivos con genes resistentes, sino plantas más robustas, capaces de soportar sin doblarse un peso mayor de grano.
El Ug99, una raza del hongo o patógeno Puccina graminis tritici, afecta incluso a las variedades resistentes desarrolladas a partir del trabajo de Borlaug.
La aparición de la nueva raza preocupó hasta tal punto al experto que en el 2009, a los 95 años, congregó a representantes de unas 200 organizaciones en la ciudad de Obregón para hacer un llamado urgente ante el avance del Ug99.
Semillas resistentes
La Ug99 se detectó en Kenia en 2002, Etiopía en 2003, Yemen y el sur de Sudán en 2006 e Irán en 2007. En Kenia evolucionó y en los últimos dos años se han detectado dos derivados.

Las pústulas explotan liberando millones de esporas que viajan con el viento.

El CIMMYT monitorea la migración de la enfermedad y está desarrollando nuevos ejemplares resistentes. "Dos variedades resistentes ya han sido distribuidas y serán cultivadas por los agricultores en Kenia", afirmó Singh.
Hay programas de multiplicación de semillas resistentes en varios países, incluyendo Etiopía, Egipto, Bangladesh, Pakistán y Afganistán.
Otra de las tareas del CIMMYT ha sido hacer posible que naciones cultivadoras de trigo en el mundo, como Argentina y Uruguay, puedan probar la resistencia de diferentes variedades en Kenia. (Sería demasiado arriesgado trasladar el patógeno y realizar esas pruebas en América Latina).
Inquietud en Argentina y Uruguay
"La aparición de la raza Ug99 y sus variantes preocupan a nuestro país, ya que gran parte de los cultivares difundidos presentan el gen Sr31 que brinda protección a las razas de Puccinia graminis tritici presentes en nuestro país, pero es inefectivo a las razas aparecidas originalmente en África", le dijo a BBC Mundo Pablo Campos, experto en la roya del trigo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA).

El trigo es el principal cereal sembrado en Argentina, con un promedio de seis millones de hectáreas anuales. Dentro del programa de mejoramiento de trigo del INTA y con el apoyo de la Iniciativa Borlaug (Borlaug Global Rust Initiative - BGRI) se están evaluando líneas avanzadas en los viveros de Kenia.
"El menor riesgo a corto plazo, atribuido a la distancia con la actual distribución de estas razas, nos permite planificar estrategias de mejoramiento, tendientes a contar en el futuro con un abanico de materiales resistentes a esta enfermedad", señaló Campos.
En el caso de Uruguay, donde se planta cerca de medio millon de hectáreas al año, se ha difundido información a técnicos y productores sobre la amenaza del Ug99.

Dra. Silvia Germán, del INIA en Uruguay: "Estamos en situación de vulnerabilidad".

"Debido a que actualmente la mayor parte del área de trigo de Uruguay y otros países de la región del Cono Sur de América se siembra con variedades susceptibles a Ug99 y razas derivadas, estamos en una situación de vulnerabilidad frente a estas razas", le dijo a BBC Mundo Silvia Germán, experta en la roya del trigo del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias de Uruguay (INIA).
"Su eventual migración a la región podría causar epidemias severas y pérdidas económicas importantes".
Uruguay también ha venido enviando materiales del Programa de Mejoramiento de Trigo del INIA a Kenia para su prueba frente al Ug99.
"Paralelamente a los esfuerzos para introducir resistencia genética en futuras variedades se está monitoreando la población del patógeno presente en el país con el objetivo de detectar en forma temprana la presencia de Ug99 en el país de forma de alertar a técnicos y productores antes de que se presente en forma epidémica".
La amenaza de la nueva variedad no puede ser subestimada. "Las esporas se pueden mover con el viento a una distancia muy larga. Hay casos registrados de miles de kilómetros, de África a Australia", advirtió Ravi Singh.
"Todo depende del movimiento del viento".

La roya del tallo devastó cultivos en México y otros países en el pasado. Una nueva raza del hongo está ahora cruzando continentes.

Expertos en México intentan contener el avance de una enfermedad del trigo que en el pasado tuvo efectos devastadores.

La roya del tallo o roya negra del trigo es conocida en México como Chahuixtle negra y es una enfermedad causada por un hongo. Había sido controlada en la década de los años 60 gracias a las variedades resistentes desarrolladas por el doctor Norman Borlaug en el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y del Trigo (CIMMYT), con sede en México.

Borlaug, el padre de la "revolución verde", salvó a millones de personas del hambre y su trabajo para aumentar la producción de alimentos le mereció el Premio Nobel de la Paz en 1970. Durante décadas, la enfermedad se creyó controlada, pero una nueva raza del hongo fue detectada en Uganda en 1999 y desde entonces ha avanzado inexorablemente en el continente africano. En 2007 llegó a Irán y se teme que siga cruzando continentes. Las esporas del hongo se dispersan con el viento y pueden migrar fácilmente, por ejemplo, adheridas a los zapatos o la ropa. En América Latina, varios países han estado preparándose, trabajando con el CIMMYT para generar cultivos resistentes. Millones de esporas

La roya negra "afecta especialmente al tallo, pero también puede infectar a las hojas y espigas", le dijo a BBC Mundo Ravi Singh, experto del CIMMYT. Singh es una de las autoridades mundiales en la roya y fue quien, junto a un científico de Uganda, descubrió la nueva variedad conocida como Ug99. Cuando una planta está afectada "se ve lo que parecen pústulas y se bloquea el movimiento de carbohidratos desde la hoja hasta el grano, con lo que baja el rendimiento. Y cuando el ataque es severo, la planta muere sin producir grano". El tallo queda negro y eventualmente las pústulas explotan liberando millones de esporas. Tarea titánica En la década de los años 50, cuando el Dr. Borlaug llegó desde Estados Unidos al CIMMYT, la roya era responsable de la destrucción de vastas áreas de cultivos en México y otros países.

Borlaug lideró una tarea titánica en el valle del Yaqui, en el estado de Sonora, realizando con su equipo más de 6.000 cruzas manuales hasta obtener no sólo cultivos con genes resistentes, sino plantas más robustas, capaces de soportar sin doblarse un peso mayor de grano. El Ug99, una raza del hongo o patógeno Puccina graminis tritici, afecta incluso a las variedades resistentes desarrolladas a partir del trabajo de Borlaug. La aparición de la nueva raza preocupó hasta tal punto al experto que en el 2009, a los 95 años, congregó a representantes de unas 200 organizaciones en la ciudad de Obregón para hacer un llamado urgente ante el avance del Ug99. Semillas resistentes La Ug99 se detectó en Kenia en 2002, Etiopía en 2003, Yemen y el sur de Sudán en 2006 e Irán en 2007. En Kenia evolucionó y en los últimos dos años se han detectado dos derivados.

Las pústulas explotan liberando millones de esporas que viajan con el viento.

El CIMMYT monitorea la migración de la enfermedad y está desarrollando nuevos ejemplares resistentes. "Dos variedades resistentes ya han sido distribuidas y serán cultivadas por los agricultores en Kenia", afirmó Singh. Hay programas de multiplicación de semillas resistentes en varios países, incluyendo Etiopía, Egipto, Bangladesh, Pakistán y Afganistán. Otra de las tareas del CIMMYT ha sido hacer posible que naciones cultivadoras de trigo en el mundo, como Argentina y Uruguay, puedan probar la resistencia de diferentes variedades en Kenia. (Sería demasiado arriesgado trasladar el patógeno y realizar esas pruebas en América Latina). Inquietud en Argentina y Uruguay "La aparición de la raza Ug99 y sus variantes preocupan a nuestro país, ya que gran parte de los cultivares difundidos presentan el gen Sr31 que brinda protección a las razas de Puccinia graminis tritici presentes en nuestro país, pero es inefectivo a las razas aparecidas originalmente en África", le dijo a BBC Mundo Pablo Campos, experto en la roya del trigo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA).

El trigo es el principal cereal sembrado en Argentina, con un promedio de seis millones de hectáreas anuales. Dentro del programa de mejoramiento de trigo del INTA y con el apoyo de la Iniciativa Borlaug (Borlaug Global Rust Initiative - BGRI) se están evaluando líneas avanzadas en los viveros de Kenia. "El menor riesgo a corto plazo, atribuido a la distancia con la actual distribución de estas razas, nos permite planificar estrategias de mejoramiento, tendientes a contar en el futuro con un abanico de materiales resistentes a esta enfermedad", señaló Campos. En el caso de Uruguay, donde se planta cerca de medio millon de hectáreas al año, se ha difundido información a técnicos y productores sobre la amenaza del Ug99.

Dra. Silvia Germán, del INIA en Uruguay: "Estamos en situación de vulnerabilidad".

"Debido a que actualmente la mayor parte del área de trigo de Uruguay y otros países de la región del Cono Sur de América se siembra con variedades susceptibles a Ug99 y razas derivadas, estamos en una situación de vulnerabilidad frente a estas razas", le dijo a BBC Mundo Silvia Germán, experta en la roya del trigo del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias de Uruguay (INIA). "Su eventual migración a la región podría causar epidemias severas y pérdidas económicas importantes". Uruguay también ha venido enviando materiales del Programa de Mejoramiento de Trigo del INIA a Kenia para su prueba frente al Ug99. "Paralelamente a los esfuerzos para introducir resistencia genética en futuras variedades se está monitoreando la población del patógeno presente en el país con el objetivo de detectar en forma temprana la presencia de Ug99 en el país de forma de alertar a técnicos y productores antes de que se presente en forma epidémica". La amenaza de la nueva variedad no puede ser subestimada. "Las esporas se pueden mover con el viento a una distancia muy larga. Hay casos registrados de miles de kilómetros, de África a Australia", advirtió Ravi Singh. "Todo depende del movimiento del viento".

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos