Inicio ·After Office · Artículo

Hombre alimenta a animales abandonados en zona radiactiva

Redacción

jesuarez

|

Lunes 23 de Marzo de 2015 - 19:26
compártelo
  • JAPÓn.- A pesar del riesgo, Naoto Matsumura tiene a su cargo a todas las mascotas de ese lugar. Fotos: Web
JAPÓn.- A pesar del riesgo, Naoto Matsumura tiene a su cargo a todas las mascotas de ese lugar.  Fotos: Web
Los efectos han sido reportados por varios medios. Sin embargo, hay una población que no fue tomada en cuenta para mostrar los efectos del desastre: los animales que fueron abandonados en la zona de exclusión radiactiva.
 
Y no obstante, un hombre no los olvidó: Naoto Matsumura, un antiguo trabajador de la construcción.
 
 
Matsumura, de 55 años, vive en esa zona para cuidar a los supervivientes de 4 patas.
 
A él se lo conoce como “El guardián de los animales de Fukushima”, a causa del trabajo que hace para alimentar a los animales abandonados por los evacuados. 
 
La zona de exclusión tiene un perímetro de 20 kilómetros, a los que nadie se acerca. 
 
Matsumura está consciente de la radiación a la que se somete diariamente. Sin embargo, explica que “se niega a preocuparse por ella”. Su cuidado consiste en alimentarse sólo de comida importada en la zona.
 

Los efectos han sido reportados por varios medios. Sin embargo, hay una población que no fue tomada en cuenta para mostrar los efectos del desastre: los animales que fueron abandonados en la zona de exclusión radiactiva.

 

Y no obstante, un hombre no los olvidó: Naoto Matsumura, un antiguo trabajador de la construcción.

 

Lea además: En Tokio los perros se alquilan por horas

 

Matsumura, de 55 años, vive en esa zona para cuidar a los supervivientes de 4 patas.

 

A él se lo conoce como “El guardián de los animales de Fukushima”, a causa del trabajo que hace para alimentar a los animales abandonados por los evacuados. 

 

La zona de exclusión tiene un perímetro de 20 kilómetros, a los que nadie se acerca. 

 

Matsumura está consciente de la radiación a la que se somete diariamente. Sin embargo, explica que “se niega a preocuparse por ella”. Su cuidado consiste en alimentarse sólo de comida importada en la zona.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos