Chatarreros buscan objetos de valor en un río de Venezuela