La homosexualidad, sigue siendo tabú en el fútbol británico